La menstruación es cosa de cuerpos trans y cuerpos cis, y qué mejor si es ecológica. / Foto: Medium

Chico trans o chica cis: no todo es toallas sanitarias o tampones. Existen mejores opciones —y mucho más baratas— para tener una menstruación ecológica.

via GIPHY

Durante toda tu vida, podrías llegar a utilizar 11.400 tampones y/o toallas sanitarias (5 al día durante 5 días por 38 años). Una sola toalla sanitaria tarda hasta 500 años en degradarse. El daño ecológico es enorme, y el gasto económico en menstruación también es alto. En cuanto a comodidad, a algunas personas les resulta muy incómodo usar la toalla o el tampón al realizar actividades acuáticas o algunos deportes.

Aquí te van 4 opciones que son ecológicas, económicas y que te harán conocer tu cuerpo un poco más:

Menstruación libre

La menstruación libre es un método poco conocido para los días de nuestro periodo. / Foto: Tumblr

Este método se trata de no usar ningún producto de higiene íntima durante la menstruación. Para esto algunas utilizan la técnica del control de flujo a través del entrenamiento de los músculos pélvicos para expulsar el flujo solo hasta que llegan a un baño. Otras chicas utilizan ropa interior que no permite que el flujo manche la ropa exterior, les llaman ‘bragas para la menstruación’ o ‘calzón sanitario’.

Copa menstrual

via GIPHY

Puede guardar hasta 8 veces más sangre que un tampón, está hecha de silicona quirúrgica y a diferencia de toallas y tampones debe ser vaciada cada 12 horas. Debido al material con el que está hecho es biocompatible y no genera rechazo en ningún tipo de piel. Aunque es costosa, a la larga resulta una gran inversión, ya que cada copa puede durar de 4 a 10 años.

Mira también: Menstruación desde un punto de vista lésbico

Toallas del algodón

Las toallas de algodón orgánico son una gran opción para cuidar el planeta. / Foto: About Español

Las toallas son lavables, se colocan sobre la ropa interior y están hechas de algodón orgánico. Son una gran opción si quieres usar la copa y quieres empezar poco a poco… baby steps.

Tampones de algodón orgánico

Los tampones orgánicos son una opción saludable y ecológica buena, pero costosa. / Foto: Colegio de matronas

Muchos tampones están hechos de la combinación de rayón y algodón, y ya que el rayón es blanqueado con sustancias como el cloro, no son la opción más saludable para nuestros cuerpos. Los tampones de algodón orgánico son un opción agradable y biodegradable; sin embargo, aún siguen siendo una alternativa costosa.

Así que ya sabes, ¡ámate! Puedes cuidar tu cuerpo, el planeta y de paso ahorrar algunos pesos.

Antes de elegir alguna de estas opciones, te sugerimos consultar a tu ginecóloga o ginecólogo.

Con información de Fundación UNAM y CODEM.