Si eres del sector de usuarios del gimnasio que entran por un lapso corto de tiempo y terminan por desistir al no ver resultados, esta publicación es para ti. Hay una gran cantidad de personas que entran al gimnasio con la firme convicción de perder peso, ganar masa muscular o lucir como modelo de revista fitness. Pero al transcurrir los días, las semanas y los meses se dan cuenta que las cosas no están sucediendo y entonces desisten. Se alejan del gimnasio un tiempo y regresan para repetir la misma dinámica y crear un círculo vicioso donde no hay resultados. ¿Qué es lo que está sucediendo? Bueno, las respuestas pueden ser infinitas pero hay una serie de errores que cometemos que entorpecen nuestros avances y por lo tanto los resultados se ven obstaculizados.

Si has intentado y no has logrado los resultados que deseas, échale un vistazo a estos errores comunes para no desistir en el gimnasio.

Paciencia

Transformar un cuerpo lleva tiempo. El cuerpo no tiene la capacidad de cambiar de manera inmediata. En mi experiencia como entrenador he encontrado una desesperación en los usuarios por conseguir resultados milagrosos y entonces, al no obtenerlos, se rinden. Debes tener en cuenta que la progresión será lenta y que tu cuerpo irá avanzando de manera paulatina. Mentalízate que estarás en un proceso de transformación, los cambios vendrán pero será en función de tu constancia y disciplina. ¡No te desesperes!

Constancia

Esto va de la mano con el punto anterior. Quieres un cuerpo de atleta entrenando solo un día a la semana, pero esto nunca sucede. Debes programarte para asistir al menos cinco veces por semana y así darle a tu cuerpo un estímulo constante para poder transformarse.

NO DEJES DE LEER: ESCOGE EL MEJOR GIMNASIO.

Entrenamiento

Cuando asistes al gimnasio debes tener cuenta que vas a entrenar. Todos los días veo a la misma gente que tiene mucho tiempo haciendo lo mismo sin avance alguno ¿Cuál es la razón? Repiten una serie de cosas que hacen que realmente no entrenen:

  • Checan su celular.
  • Descansos prolongados.
  • Pláticas interminables con otros usuarios.
  • No terminan la rutina de entrenamiento.
  • Hacen otra rutina que no está diseñada a sus necesidades.
Bye selfies
Bye selfies

Entonces, realmente solo vienen a hacer presencia. Chek-in en el gimnasio y selfie en el gimnasio no dan resultados. Los resultados suceden cuando entrenas de manera efectiva, con un ritmo constante, con los descansos adecuados, haciendo cardio. En realidad cuando vas a entrenar tienes que hacer eso, ENTRENAR. Lo demás lo puedes hacer al finalizar tu entrenamiento, una vez que esté concluido al cien por ciento.

Nutrición

He hecho incapie en que los resultados dependen en un alto porcentaje en la dieta. Un entrenamiento efectivo es el que es complementado con una nutrición adecuada. Es decir, si fuiste a entrenar dos horas, hiciste cardio y tu entrenamiento fue excelente, este no servirá de mucho si lo estropeas comiendo comida sucia (alta en grasas o azúcares). Básicamente, tu entrenamiento se habrá echado por la borda.

Inversión

La gente sigue creyendo que ir al gimnasio será lo que transforme su cuerpo y en realidad (dura y cruelmente) no es así. La inversión en el gimnasio se traduce a una inversión en ti, y si tú consideras que no vale la pena es porque no te consideras una buena inversión. Ten en cuenta que tendrás que invertir en tu alimentación, suplementación y, si puedes, en la asesoría en un entrenador o nutriólogo para que juntos diseñen un programa integral de entrenamiento-nutrición con base en los objetivos que tengas. Recuerda que esto hará que tu proceso sea un poco más rápido y entonces además estarás economizando tiempo. Tiempo que jamás que recuperarás. Vale la pena invertir.

¿Vale la pena?
¿Vale la pena?

Entonces, en resumen una vez que has tomado la decisión de transformar tu cuerpo debes tener en cuenta que los cambios serán lentos, debes tener paciencia y constancia. Entrenar al máximo y llevar a cabo un plan diseñado a tus objetivos.

Espero que esta información sea de utilidad para ti. Recuerda seguirme en Twitter para más información. ¡Nos leemos pronto!