Cuando tienes problemas de acné te cuidas y te aplicas todas las cremas que te recomiendan en el rostro, pero muchas veces estos granos salen también en otras partes del cuerpo, como la espalda. Generalmente (aunque no siempre) es más sencillo resolver el problema de la espalda que el del rostro. Sigue estos consejos que la dermatóloga Jessica Weiser sugirió para el Huffington Post y deshazte de este problema de una vez por todas.

1. Báñate después del ejercicio

Uno de los principales causantes del acné en la espalda es el sudor, y generalmente las personas que se ejercitan y no tienen tiempo de bañarse inmediatamente después, o quienes usan mochilas o viven en climas muy calurosos son las principales afectadas. Yo pasé años sufriendo por ocasionales granos en la espalda, vivía en una ciudad muy calurosa en la que no puedes salir a la calle sin sudar un poco. El problema se resolvió para mí cuando comencé a bañarme por las noches, antes de acostarme.

Los granos en la espalda son más fáciles de erradicar que los del rostro. Foto Cortesía: http://www.surface3d.co.uk
Los granos en la espalda son más fáciles de erradicar que los del rostro.
Foto Cortesía: http://www.surface3d.co.uk

2. ¿Con qué lavas la ropa?

Los detergentes muy perfumados pueden resecar la piel, y esto provoca inflamación que se puede presentar como granos. Usa un jabón suave y evita el suavizante.

3. No tengas miedo de exfoliar

La piel del rostro es mucho más sensible que la de la espalda, por eso te recomendamos que no te talles la cara ni la exfolies muy seguido. Sin embargo, puedes usar un jabón suave, de preferencia neutro y sin aroma, y una esponja para tallar tu espalda todos los días (yo te recomiendo que uses un día la esponja y otro sólo tus manos). Mantener el área limpia ayuda a evitar que se tapen los poros.

4. Cambia de shampoo o crema

Si llevas mucho tiempo usando los mismos productos de belleza y no recuerdas si el problema de acné comenzó cuando los empezaste a usar, cambia todo lo que tenga contacto con esta parte de tu cuerpo por un rato, al menos hasta que veas si te hace alguna diferencia (dos semanas). Puede ser que tu shampoo, acondicionador, jabón o crema estén provocando la inflamación y tú no lo sepas.

5. Visita al dermatólogo

Si nada funciona ve a consulta. Para la gran mayoría de las personas el acné es un problema fácil de resolver si lo ves con un experto. No te esperes, en ocasiones la solución es muy sencilla. ¡Ve con los que saben!

El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de #SoyHomosensual

Encuentra el contenido original: Aquí.