Es nuestra responsabilidad cuidarnos de las infecciones de transmisión sexual. ¡Infórmate! / Foto: Stocksky

Las infecciones de transmisión sexual entre mujeres se dan porque nos confiamos. No estamos exentas de la transmisión por otra chica. ¡Infórmate y cuídate!

Según la Organización Mundial de la Salud, las ITS son causadas por más de 30 bacterias, virus y parásitos diferentes, y se propagan predominantemente por contacto sexual. El caso de las infecciones de transmisión sexual entre mujeres no es la excepción. A continuación verás las más comunes y de las que hay que cuidarse.

Virus del papiloma humano

Los VPH son los virus más comunes entre los seres humanos debido a la facilidad con la que se transmiten. Existen los tipos de bajo y alto riesgo, y estos últimos pueden desarrollar células anormales (o sea, que dan cáncer). Los más peligrosos son el 16 y el 18 ya que causan cáncer cervical. Se transmiten por el intercambio de fluidos, por lo cual introducir juguetes sexuales o dedos de una vulva a otra es suficiente para adquirir el virus. La aparición de verrugas en los genitales es el síntoma más común.

Nadie está exento de contraer infecciones de transmisión sexual. / Imagen: Millennial Time

Vaginosis bacteriana

La vagina tiene cierta cantidad de bacterias saludables pero cuando existe un cambio en el pH, esta se dispara y genera muchas molestias. Aunque no es estrictamente una infección de transmisión sexual (porque hasta una ducha vaginal puede alterar el pH), el roce de genitales y su intercambio bacteriano pueden provocar este padecimiento. Sus síntomas van desde un fuerte olor a pescado hasta picazón o ardor al orinar.

Un desbalance del pH puede perjudicar la salud de la vagina. / Imagen: Tumblr

Tricomoniasis

Esta ITS es provocada por un parásito protozoario llamado trichomonas vaginalis y en las mujeres afecta a la vulva, la vagina o la uretra. Cuando existe frotamiento entre dos vulvas, esta se transmite. La buena noticia es que no es un padecimiento difícil de tratar como el VPH. Cuando se presentan síntomas, estos suelen ser inflamación e irritación de genitales, ardor, molestia al orinar, secreción amarilla, blanca o verdosa, y puede provocar molestias al tener relaciones sexuales.

Más vale prevenir que lamentar, ¡cuídate! / Imagen: Giphy

Así que ya sabes: realízate un chequeo anual. También es válido que le pidas a tu pareja que juntas vayan a confirmar que no tienen ninguna ITS. Si de plano quieren estar 100% seguras de que no va a pasar nada, pueden utilizar algún método de protección sexual. OBVIAMENTE si te gusta ir de picaflor, ¡cuídate!

Es muy fácil tener una vida sexual sana, ¡protégete! / Imagen: Giphy

En Homosensual te queremos libre, saludable y feliz. <3

Con información de Mayo Clinic, Medline Plus, The HPV Test, Planned Parenthood, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Elisa y Marcela, el primer matrimonio lésbico católico