Estas son algunas consecuencias de consumir 'polvo de ángel'. / Foto: Infosalud

¿Sabes cuáles son las consecuencias de consumir ‘polvo de ángel’? Pueden ser muy graves. A continuación te las explicamos.

Siempre se ha sabido del consumo de sustancias ilícitas en bares y antros con el objetivo de robar, abusar sexualmente de las personas o simplemente con fines recreativos. Sin embargo, en muchas ocasiones se desconocen las consecuencias de consumir estas sustancias. Una de las más peligrosas y comunes es la conocida como Polvo de ángel (PCP o fenciclidina).

Este estupefaciente, similar a un polvo blanco y fino, fue desarrollado por la farmacéutica Parke-Davis a mitad del siglo XX como un analgésico. Sin embargo, rápidamente dejó se usarse por las graves consecuencias que provocaba en los usuarios. Pese a ello, se volvió muy popular entre los jóvenes quienes lo emplean con fines recreativos sin saber lo estragos que provoca.

Formas de consumo

El ‘polvo de ángel’ puede ser consumido de diferentes maneras. La más común es impregnando un cigarro de tabaco o un porro de marihuana, y fumarlo. Además, puede ser aspirado por la nariz como el ‘perico’; y en su forma líquida puede ser inyectada vía intravenosa. También puede ser diluida fácilmente en bebidas alcohólicas, una práctica que ha ganado popularidad en antros y bares.

Hay muchas maneras de consumir ‘polvo de ángel’. / Foto: Yellowstone Recovery

Los efectos que esta sustancia provoca en el organismo, así como su duración y gravedad, dependerán de la cantidad y modo de consumo. Estos efectos pueden ir desde simple adormecimiento de las extremidades hasta convulsiones y muerte.

Efectos físicos

El ‘polvo de ángel’ es una sustancia psicoactiva, por lo que afecta el sistema nervioso central, alterando la función de los órganos. Si se consume en pequeñas dosis puede provocar adormecimiento de las extremidades (brazos y piernas); además, provoca problemas de coordinación de los mismos.

Otros efectos que este estupefaciente provoca son problemas para hablar, elevación de la temperatura corporal y aumento de las frecuencias respiratoria y cardíaca. Si se consume en dosis más altas puede provocar fiebre, vómito, diarrea y la pérdida del conocimiento.

Este último efecto es aprovechado por las personas que están interesadas en robar o abusar sexualmente de la víctima; motivo por el cual es necesario tener mucho cuidado con lo que se consume en antros y bares. Bajo los efectos de esa sustancia, las personas están expuestas a los abusos sexuales y a la transmisión de posibles infecciones de transmisión sexual (ITS), como el VIH, la gonorrea, sífilis, entre otras.

Efectos psicológicos

Consumir ‘polvo de ángel’ puede tener graves consecuencias. / Foto: Pinterest

El ‘polvo de ángel’ también es una sustancia alucinógena, por lo que el usuario puede presentar alucinaciones, delirios, disgregación del pensamiento y comportamiento disorganizado. Como sustancia disociativa, el PCP provoca el distanciamiento de las personas, desconocimiento del entorno, cambios abruptos (y posiblemente permanentes) de la personalidad y una conducta violenta.

Efectos extremos

En altas dosis, el ‘polvo de ángel’ tiene graves consecuencias en el organismo. Ya que tiene propiedades analgésicas, la persona puede herirse de gravedad y no sentir dolor. Si se consume constantemente, el organismo pierde la capacidad de recordar las cosas y la coordinación del cuerpo. Además, el usuario puede presentar cuadros de depresión o ansiedad, aumentando las probabilidades de suicidio.

Además, si se consume en altas dosis, especialmente de forma oral, puede ocasionar insuficiencia renal, arritmias cardíacas, rigidez muscular, convulsiones e, incluso, la muerte.

Desafortunadamente, se ha vuelto muy fácil el acceso al ‘polvo de ángel’. Uno de los medios más populares para su comercialización son las redes sociales y aplicaciones de ligue, donde además se pueden adquirir otras sustancias ilícitas que ponen en riesgo la salud de las personas.

El ‘polvo de ángel’ también es conocido como ‘polvo de sueño’. / Imagen: Facebook (Alberto Juárez)

Ya lo sabes, querido Homosensual, cuídate mucho y no te arriesgues.

Con información de MedlinePlus, Psicoactiva y Perú21