operaciones esteticas en hombres

¿ Operaciones estéticas en hombres ?

Recientemente surgió dentro de mi familia un caso grave de apnea del sueño, o sea de dificultad para respirar mientras duermes, fue tan grave que me hizo pensar en una cirugía de nariz para preverlo en mí, la operación viene acompañada de una corrección estética.

Esa posibilidad ya había cruzado por mi cabeza anteriormente, ya saben un arreglito por aquí y otro por allá; resultaba ser el pretexto perfecto, ¿Correcto?. Pues para ir adentrándome en este universo de posibilidades y bisturíes, decidí primero someterme a un procedimiento para eliminar lunares de la piel, supuestamente sería algo rápido, sencillo y de recuperación instantánea… no fue así.

73fa58d0-f4eb-0132-f110-0ed54733f8f5Una vez que te encuentras con las consecuencias de acciones como estas empiezas a pensar más hondamente en las razones por las que te haces tales cosas. En lo profundo de mi cabeza sé bien que hay una necesidad de ser admitido en el concepto de belleza estética que está por todos lados en nuestra sociedad, especialmente siendo parte del mundo occidental. Cuando te encuentras con alguien o entre cierto grupo de gente, cuenta más tu peinado que el número de libros que hayas leído, tu condición física más que tu nivel intelectual y aún más una cara bonita que una conversación inteligente.

Digo esto tristemente, y para ser honesto, creo que es una problema que está tan arraigado en nuestras cabezas que aún creyendo que se tiene un juicio propio y maduro te puedes topar a ti mismo(a) actuando como los demás.

Está comprobado que es mas fácil triunfar laboralmente cuando tu imagen es “atractiva”. Nos empeñamos en que todos tengan cierto estilo con cierto volumen, se adapten a ciertos parámetros, luego como es costumbre hablamos de lo común y grises que lucen; caso similar si alguien se atreve a sobresalir aun que sea un poco, las palabras fluyen de nuestras bocas. Como dicen por ahí: Mal si lo hacemos y mal si no.

tumblr_nogptyvKOF1u6osmfo1_500Ya en mi “guilt trip” me di cuenta del número de personas que se llegaron a acercar a mí en plan romántico o amistoso y que aun que no fuese de forma directa terminaba alejándolas de mi vida, simplemente por que no se adaptaban a los paradigmas de lo “cool”. ¿Qué me pasa? Es decir, si analizo los hechos, ¿mi forma de pensar admitía que esta bien someterse a ciertas formas de “sufrimiento” para encajar, pero estaba mal aceptarse como eres? Es casi todo lo contrario de lo que pregono.

Después del mal rato llegué a esta conclusión personal: Creo que llegada cierta edad cada quien es libre de hacer de su cuerpo lo que le venga en gana, siempre y cuando las decisiones se tomen pensando en un bien personal, se tomen de forma totalmente consiente y madura, no hay que hacerlo porque los demás lo hacen ni tampoco porque los demás no lo hacen. Al final del día cuando estés solo en tu habitación no va a haber nadie que te diga “que bien te va eso que te hiciste” así que primero y antes que todo SIÉNTETE BIEN CONTIGO MISMO(A).

Esto también viene con sus desventajas, es decir si a nivel personal hay algo que te impide sentirte una persona íntegra y tienes la opción y la posibilidad de cambiarlo, creo que más que un derecho es una obligación para contigo mismo(a), te lo debes simplemente por el hecho de ser un individuo.

¿No sería más fácil aceptarnos y mejorarnos a partir de lo que somos? Convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos por dentro y por fuera.

La cuestión estética, estilística y física dependen de tu intelecto, tus decisiones y tus circunstancias. Considero que el reconocerlo y adaptarlo en nuestra forma de pensar hará de la sociedad un espacio más integrativo para todos, el saber que el aspecto no es un reflejo de la calidad de una persona y que cada quien está en su completo derecho de hacer lo que mejor considere consigo mismo(a) y que nadie, NADIE, tiene derecho a juzgar en base a esto. Cada quien tiene su propia opinión, y es imposible darle gusto a todos del mismo modo que es imposible estar bien siguiendo ideas que no son tuyas, pero al final todo se reduce a eso, las opiniones no son más que ideas, pensamientos que alguien tiene en su mente y si tú no les das poder sobre ti, ni siquiera podrán afectarte en lo más mínimo.

¿Por qué estamos dispuestos a seguir cánones de belleza que se alejan de lo que somos y que cambian cada 6 meses, pero no podemos admitir la posibilidad de que quizás ni siquiera deberíamos buscar algo que ya está implícito en nosotros mismos?

Así que ahí esta a lo que me llevó un procedimiento que debió ser sencillo, aún tengo marcas sanando pero aprendimos algo bueno de eso, ¿correcto? ¿Qué opinan?

Tienes que leer también: