Conoce estos 10 consejos de higiene vaginal para que mantengas fresca tu papayita. / Foto: Healthline

Estos son 10 consejos de higiene vaginal que te ayudarán a mantener tu papayita fresca, saludable y deliciosa. Ponlos en práctica y cuida tu vajayjay.

La higiene vaginal es sumamente importante en la vida de cualquier muyerts. Por eso el día de hoy te vamos a hablar sobre 10 cosas que puedes y debes hacer para mantener sana y bien cuidada esa papayita bonita tuya. ¿Lista? Vamo’a dale.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

1.Dile NO a las duchas vaginales

Una de las peores cosas que puedes hacer son las duchas vaginales. En primer lugar, la vagina se limpia sola. No necesita que introduzcas agua ni mucho menos jabones en ella. Se ha demostrado que las duchas vaginales desequilibran el pH y el microambiente vaginal, provocando infecciones como la vaginosis bacteriana.

LA VAGINOSIS BACTERIANA LA INFECCIÓN VAGINAL MÁS FRECUENTE EN LAS MUJERES, ENTÉRATE DE QUÉ SE TRATA.

Esto no significa que no la limpies, eso sí se recomienda hacer, pero solo el exterior, NUNCA el interior. Para mantener tu higiene vaginal, lo ideal es que uses jabones neutros o jabones íntimos. Te pones un poco en las manos y con ellas frotas alrededor del monte de venus y la parte externa de los labios mayores. Pero, recuerda, NUNCA introduciendo nada. Y tampoco nada de usar esos famosos ‘desodorantes vaginales’. Lo único que hacen es alterar el equilibrio de tu panecito.

Nunca, por nada del mundo, te hagas duchas vaginales ni utilices los famosos desodorantes íntimos. / Imagen: Giphy

2. Siempre lávate las manos antes de tocarte

Otra medida importantísima de higiene vaginal es siempre tener las manos limpias cuando vayas a tocar tu panecito, o el panecito de alguien más. A lo largo del día, nuestras manos entran en contacto con muchos tipos de microorganismos que, si dejamos entrar en nuestras galletitas, pueden provocar infecciones. Así que aunque solo la vayas a tocar ‘por encimita‘, primero a lavarse esas manos.

3. Utiliza ropa interior de algodón

El algodón permite que haya más ventilación y, por lo tanto, que no se genere un ambiente todavía más caliente y húmedo, que es el favorito de bacterias y hongos. Así que evita los sintéticos a toda costa y, por supuesto, cámbiate los calzoncitos todos los días.

4. Consume lactobacilos

En nuestra vajayjay existen distintos tipos de microorganismos que mantienen la flora vaginal. Los dos principales son los anaerobios y los lactobacilos. Aunque hay ocasiones en los que el equilibrio en el que viven estas bacterias se altera, y la población de lactobacilos disminuye. Es en estos casos cuando se pueden producir infecciones vaginales. Por eso es recomendable que siempre incorpores en tu dieta alimentos con lactobacilos, como yogures, jocoque o yakults. Estos te ayudarán a mantener tu flora vaginal equilibrada.

Consume alimentos ricos en lactobacilos para mantener equilibrada tu flora vaginal. / Imagen: Giphy

5. Cuídala durante tu ciclo menstrual

Cuando estés menstruando, cámbiate la toalla o el tampón por lo menos cada 4-6 horas, dependiendo de tu flujo. Y explora también otras opciones como la copa menstrual, esta última es una maravilla.

La copa menstrual es una de las mejores opciones a utilizar durante la menstruación. / Imagen: Tumblr

6. Déjala que se oree de vez en cuando

Otra medida de higiene vaginal muy recomendada es que, literal, le des un respiro a tu vajayjay. No, amiga, no tenemos que llevar calzones todo el día. Puedes elegir la hora a la que te vas a dormir como ese momento en el que tu panecito puede ser libre del encierro de las bragas.

Otra medida de higiene vaginal que deberías emplear es quitarte la ropa interior de las noches para dejar ‘respirar’ a tu vajayjay. / Imagen: Giphy

7. La vajayjay se limpia de adelante hacia atrás

Recuerda que siempre que vayas al baño y te limpies, lo tienes que hacer de adelante hacia atrás. De lo contrario, puedes traer microorganismos del ano hacia la vulva que también pueden producir infecciones.

8. Evita prendas muy ajustadas

Como con la ropa interior sintética, las prendas que son muy ajustadas facilitan que se acumule la humedad, además de producir rozaduras. No tiene nada de malo que uses leggins, solo no lo hagas todos los días.

9. Ponle atención a tu flujo

Escucha a tu vajayjay. A través del flujo, puedes tener una gran noción sobre qué tan bien está tu higiene vaginal, o si necesitas mejorarla.

Pon atención a los cambios en tu flujo vaginal. / Imagen: Giphy

¿QUÉ ES EXACTAMENTE EL FLUJO VAGINAL?

10. Visita a tu ginecóloga regularmente

Y, por supuesto, para una buena higiene vaginal no podía faltar la visita periódica a la ginecóloga. Muchas infecciones vaginales e ITS, porque ojo, no son lo mismo, a veces son asintomáticas. Y la única forma de detectarlas es yendo a revisarte. Así que pon esta actividad en tu lista de prioridades y hazlo, por lo menos, una vez al año. Y si puedes cada seis meses, aún mejor.

Cuida tu higiene vaginal visitando a tu ginecóloga una o dos veces al año. / Imagen: Giphy

LEE ESTA NOTA SOBRE VPH, LA ITS QUE PUEDE PROVOCAR CÁNCER CERVICOUTERINO, Y CÓMO PREVENIRLO.

Esperemos que esta nota te haya servido para mejorar tu higiene vaginal. Y recuerda siempre darle mucha atención, cuidado y amor a tu hermoso panecito.

¿Tú cada cuándo vas con la ginecóloga?