En varias culturas, los dioses estuvieron relacionados con las personas LGBT+. / Imagen: Boylike

A lo largo del mundo y en diferentes culturas han existido deidades que están relacionadas con los LGBT+. A continuación te presentamos algunas.

Pese a que la diversidad sexual ha sido un tema prohibido o motivo de castigo, en diversas culturas han existido deidades relacionadas con los LGBT+. Algunos de ellos sufrieron «en carne propia» las sanciones por ser homosexuales; otros eran los responsables de la protección y del amor que profesaban los gays. A continuación te presentamos algunas de estas deidades.

Hu Tianbao

Hu Tianbao es representado como un conejo porque así se les conocía a los homosexuales. / Foto: Imagenesmi

Fue el dios del amor homosexual en la religión tradicional china. Su origen se remite al año 1644 —aunque no se sabe con exactitud—. Hu Tianbao vivía enamorado de un magistrado de la provincia de Fujian. Siempre ocultó sus sentimientos por el miedo a no ser correspondido. Un día, Hu espiaba al magistrado a través de una pared del baño, cuando este lo descubrió. El espía no tuvo de otra más que confesar su amor. Sin embargo, este no fue correspondido y murió a golpes que le propinaron los compañeros del magistrado.

Los dioses, conscientes de que la muerte fue por amor, le hicieron justicia, convirtiéndole en el dios protector del amor homosexual. Los habitantes del pueblo le construyeron un templo para hacer oraciones por todas las personas gays. Ya que la homosexualidad era considerada inmoral, el general Zhu Gui destruyó las esculturas del dios Hu Tianbao. El templo fue destruido por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

Ometéotl

Ometéotl es el dios mexica de la dualidad. Tiene una representación masculina y otra femenina. / Imagen: Mitología

Es un dios perteneciente a la mitología mexica. Vivía en el Omeyocan, el punto más alto del cielo. Ometéotl es una deidad que se creó a sí misma. Y de él se originó el tiempo y el espacio; todo el universo fue creado por él. Es conocido como el dios de la dualidad porque simbolizaba los polos opuestos: día y noche, orden y caos, fuego y agua, y masculino y femenino.

¿YA LEÍSTE ESTO?
¿Viajarás? Ve a los principales destinos turísticos LGBT+

Su parte masculina es conocida como Ometecuhtli —el señor de la dualidad—, y su parte femenina es Omecihuatl —la señora de la dualidad—. Esta es considerada como la pareja creadora: los responsables de toda la creación y de la vida. El día y la noche son las representaciones de su naturaleza masculina y femenina respectivamente.

Hermafrodito

Hermafrodito y Salmacis, de Jean Francoise de Troy / Imagen: Pintores y Pinturas

Es hijo de los dioses griegos Afrodita y Hermes. De pequeño fue dejado en el monte Ida para ser cuidado por las ninfas del bosque. Aunque joven, Hermafrodito gozaba de una gran belleza y virilidad. Mientras recorría Asia Menor, llegó a un lago ubicado cerca de Caria para refrescarse. La ninfa Salmacis, al ver la hermosura del joven, quedó enamorada de él.

Cuando Hermafrodito estaba desnudo, la ninfa se acercó y lo abrazó fuertemente, rogándole a los dioses que sus cuerpos jamás se pudieran separar. Ellos cumplieron su deseo y el nuevo cuerpo adquiría doble belleza y naturaleza. Por su parte, Hermafrodito rogó que todo aquel que se bañara en el lago perdiera su virilidad.

Loki

Loki es considerado el dios del caos y de las mentiras. / Imagen: Steemit

Pertenece a la mitología nórdica. Es hijo de los gigantes Farbauti y Laufrey. Su estrecha relación con los dioses hizo que Odín —el dios principal— lo considerara su hermano. Según una leyenda, se debía construir una muralla alrededor de la ciudad de Asgard para protegerla de los enemigos de los dioses. Un hombre decidió construirla con la condición de quedarse con la diosa Freyja si la terminaba en seis meses. La única ayuda que recibiría sería de su caballo Svaðilfari.

¿YA LEÍSTE ESTO?
10 frases que se dijeron en Diversidad Laboral 2019

Loki se las ingenió para que el plan fracasara y el hombre no se llevara a la diosa. Suele ser considerado un dios bisexual, pues se transformó en una hermosa yegua y sedujo al caballo. Al cabo de unos meses, dio a luz a un caballo de ocho patas conocido como Sleipnir. El caballo fue regalado al dios Odín, siéndole fiel hasta su muerte.

Agdistis

Escultura de Agdistis donde se aprecia su cuerpo de mujer y sus genitales masculinos. / Foto: AbsolutViajes

Aunque es hija del dios Zeus, no es precisamente una deidad. El dios griego embarazó accidentalmente a la diosa Gea —conocida como la gran madre—, quien dio a luz a Agdistis. Esta tenía cuerpo de mujer y genitales masculinos. Su cuerpo fue de gran asombro para los dioses, quienes temían que por su belleza pudiera conquistar el mundo. Por tal motivo, la castraron y enterraron su pene. De él nació un almendro. Una ninfa llamada Nana tomó una almendra del árbol y la colocó sobre su pecho. Al instante quedó embarazada de Attis. Este poseía una gran belleza, por lo que Agdistis se enamoró de él. Para evitar cualquier tipo de relación, la familia de Attis lo casó con una princesa.

¿Qué otras deidades relacionadas con los LGBT+ conoces?

Con información de El Pensante, Cultura Colectiva, EcuRed, Mitología y Absolut Viajes.