La Zona Rosa es uno de los lugares más gay friendly de la Ciudad de México. / Foto: Cultura Colectiva

A parte de ser un destino obligado para los turistas, la Zona Rosa es la zona más gay-friendly de Ciudad de México, y esta es su historia.

Todos en algún momento hemos ido a Zona Rosa. Ya sea de paseo, para acudir a sus cafeterías y restaurantes o para disfrutar del ambiente festivo que impera en los antros y bares.

La mayoría de las veces no nos damos la oportunidad para disfrutar las otras caras que la colonia Juárez o Zona Rosa nos ofrecen; su historia, legado o arquitectura pasan desapercibidas. Y no dimensionamos todo lo que ha pasado a lo largo de los años para que podamos gozar de esta emblemática zona de Ciudad de México.

La colonia Juárez para la burguesía

A finales del siglo XIX, el país experimentaba un rápido crecimiento económico. En Ciudad de México, la burguesía buscaba salir de la zona centro por la gran cantidad de personas que transitaban y por las deficiencias en los servicios públicos.

El entonces regidor del Ayuntamiento de México, Rafael Martínez de la Torre, fue el encargado de urbanizar la región poniente de la ciudad. No obstante, el proyecto fue detenido por la muerte de Martínez de la Torre. Fue hasta la última década del siglo XIX cuando la zona ya contaba con calles y lotificación de los terrenos.

Vista del Paseo de la Reforma en la primera mitad del siglo XX. Se aprecia la urbanización de las colonias Juárez y Cuauhtémoc. / Foto: La Juárez

La compañía Mexico City Improvement Company fue la responsable de iniciar el proceso de urbanización. En 1906, la nueva colonia fue nombrada Juárez, como homenaje al centenario del natalicio de Benito Juárez.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Anuncian un documental de Aristemo

Como la colonia estaba destinada a la burguesía, la mayoría de los terrenos eran amplios, con el objetivo de albergar grandes mansiones y casonas al estilo europeo. De igual modo, la colonia contó con todos los servicios públicos, como drenaje, alumbrado y amplias avenidas.

Surgimiento de la Zona Rosa

Con el paso de los años, la colonia Juárez se fue llenando de espacios comerciales, como boutiques, restaurantes, galerías de arte, entre otros. Muchas de las edificaciones fueron modificadas para albergar dichos establecimientos.

A la par, surgían nuevas zonas residenciales como Polanco, Lomas de Chapultepec y la Del Valle, por lo que la alta sociedad se mudó a estas nuevas colonias. El “abandono” parcial de la Juárez facilitó el establecimiento de locales comerciales y la aparición de edificios de estilo funcionalista.

La colonia Juárez tenía por objetivo emular el estilo de vida europeo para la burguesía en nuestro país. / Foto: MXCity

En la zona comprendida entre las avenidas Paseo de la Reforma, Chapultepec, Insurgentes y Florencia surgió una gran cantidad de bares, cafeterías, tiendas y librerías. Este espacio sería conocido como Zona Rosa.

Gracias a su amplia oferta turísticas y gastronómica, durante los Juegos Olímpicos de 1968 y el Mundial de 1970, la Zona Rosa se convirtió en un punto de reunión para celebrar las victorias deportivas.

¿Por qué se llama Zona Rosa?

No se sabe a ciencia cierta de dónde surgió el nombre. Una de las teorías dice que Vicente Leñero escribió: “Es demasiado tímida para ser roja y demasiado atrevida para ser blanca”.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Híbrido reabre sus puertas y redes sociales

El nombre de esta zona también se le adjudica al escritor José Luis Cuevas, pues nombró a la Zona Rosa en honor a la actriz cubana Rosa Carmina. También se cree que se le denomina de esta manera porque en sus orígenes, muchos inmuebles estaban pintados de color rosa.

Un espacio para la comunidad LGBT+

Actualmente, Zona Rosa tiene un gran cantidad de bares y antros para la comunidad LGBT+. / Foto: Cultura Colectiva

La colonia Juárez —y por ende, Zona Rosa— sufrió grandes daños tras el sismo de 1985: varios edificios se derrumbaron y otros más resultaron con daños estructurales. Gran parte de la población emigró a otras zonas de la ciudad, provocando una decadencia en la Juárez y en Zona Rosa.

Fue en la década de los 90 cuando el ambiente alegre, festivo e incluyente llegó a la Zona Rosa tras la apertura de antros y bares con temática LGBT+ —aunque también los hay para bugas—, restaurantes, hoteles, tiendas eróticas, entre otros.

Cada fin de semana es común encontrar una gran cantidad de personas de la comunidad LGBT+, hombres de negocios, estudiantes o turistas que acuden a este lugar para aprovechar la vida nocturna que caracteriza a la Zona Rosa.

Ahora podrás disfrutar de Zona Rosa desde una nueva perspectiva. ¿Qué es lo que más te gusta de ella?

Con información de México Desconocido, Atracción 360, El Souvenir y Nexos.