Esta es la historia de la vida de Ignacio de la Torre y Mier. / Foto: Infobae

Las páginas de la historia esconden muchos relatos. En esta nota hablaremos de Ignacio de la Torre y Mier, el invitado 42 del baile de los 41.

En los capítulos de la historia de México existen muchos relatos que no son tan famosos. Uno de ellos corresponde a Ignacio de la Torre y Mier, yerno del expresidente Porfirio Díaz. Este peculiar personaje fue una de las primeras figuras LGBT+ de las que se tenga registro en el México independiente. Esta es su historia.

Pedro Luna Paiz es maestro en historia por la Universidad Iberoamericana. Él nos contó sobre la vida de este famoso personaje.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

Ignacio de la Torre y Mier nació el 25 de julio de 1866 en la capital del país. ‘Nachito’, como también era conocido, pertenecía a una familia acaudalada de la época. El padre de Ignacio era un empresario azucarero por lo que la familia siempre vivió en el esplendor. Asimismo, esto permitió que ‘Nachito’ se educara en el extranjero.

Años después, Ignacio continuó el camino como empresario y tuvo su propia hacienda, con lo que amasó una fortuna importante. Asimismo, emparentó con la familia real de Mónaco. La hermana mayor de Ignacio, Susana de la Torre, se casó con el conde Maxcence de Polignac.

Ignacio de la Torre y Mier / Foto: Cuna de Grillos

‘El yerno de su suegro’

‘Nachito’ también supo colocarse en sociedad. El 16 de enero de 1888, Ignacio de la Torre contrajo matrimonio con la hija del presidente, Amada Díaz. A partir de entonces, este personaje se volvió más conocido entre los círculos de la política mexicana.

No obstante, en aquellos años el rumor de que Ignacio era homosexual ya corría entre los miembros de la alta sociedad del país. Se decía que uno de los amantes de ‘el yerno de su suegro’ era Emiliano Zapata. El autor Ricardo Orozco relata en su libro El álbum Amada Díaz que en los diarios de la hija del presidente hay constancia de la relación entre ‘Nachito’ y el revolucionario.

A pesar de estas supuestas infidelidades por parte de Ignacio, el matrimonio nunca se separó. Sin embargo, la vida marital no era amena, ambos residían en zonas separadas de la mansión que poseían en Paseo de la Reforma. Sumado a ello, la pareja solo se presentaba junta en actos oficiales. Incluso se decía que Ignacio no era del agrado de don Porfirio Díaz.

Ignacio de la Torre y Amada Díaz / Foto: Ulisex

El baile de los 41

El 17 de noviembre de 1901, se realizó la primera fiesta gay mexicana en la capital del país. De acuerdo con los registros, en ese evento se encontraban 41 hombres, la mitad de ellos travestidos. Lamentablemente, este suceso terminó en una represión policial, pues los gendarmes arribaron a la casa de la colonia Tabacalera donde acontecía el baile.

Nachito‘ huyó de la redada con ayuda de algunos asistentes e incluso de los uniformados al ser reconocido como el yerno de don Porfirio. Este intento por ocultar la verdad se dio para proteger la integridad y la reputación de Ignacio, y así evitar que la familia presidencial —y sobre todo ‘Amadita’— se vieran envueltas en un escándalo de esta magnitud.

EL BAILE DE LOS 41 FUE UN SUCESO QUE MARCÓ LA HISTORIA DE LA SOCIEDAD MEXICANA EN EL MÉXICO DEL SIGLO XX.

Una ilustración de José Guadalupe Posada sobre el baile de los 41 / Ilustración: José Guadalupe Posada

El final de ‘Nachito’

Luego de que iniciara la Revolución Mexicana, Ignacio de la Torre abandonó su casa de Reforma y se fue a vivir a Tacubaya. Asimismo, ‘Nachito’ financiaba a los medios que estaban en contra del movimiento revolucionario. Por esta razón, Ignacio fue enviado a prisión en el ‘Palacio de Lecumberri’, por orden de Venustiano Carranza. Sin embargo, Emiliano Zapata intercedió por él y fue dejado en libertad.

Una vez libre, a Ignacio se le permitió vender maíz, sin embargo, se dedicó a traficar con este producto. Debido a este comportamiento, el gobierno carrancista ordenó proceder en su contra. Para fortuna del yerno de don Porfirio, la agitación del movimiento revolucionario le permitió escapar a Nueva York en 1917.

La ciudad estadounidense fue la última morada de Ignacio. El 1 de abril de 1918, ‘Nachito’ fue sometido a una operación para tratar un problema de hemorroides. Sin embargo, Ignacio de la Torre y Mier no sobrevivió a esta intervención, llegando así al final de su vida.

Homosensual agradece al maestro Pedro Luna Paiz por su valiosa aportación para la redacción de este artículo.

¿Qué les pareció la historia de Ignacio de la Torre y Mier, homosensuales? Sin duda es un relato digno de recordar.