Él fue uno de los papas gays de la iglesia católica. / Imagen: ABC

La historia guarda secretos muy interesantes. Esta es la vida de Julio II, el papa gay que mantuvo una vida llena de excesos.

En la historia de la iglesia católica han existido 266 pontífices. Muchos de ellos se han vuelto famosos por sus hazañas, ya sean positivas o negativas. En esta nota te hablaremos del papa Julio II, un papa que según los relatos fue gay, y que además llevó una vida de excesos.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

Giuliano della Rovere nació el 5 de diciembre de 1443 en la República de Genova (actual Italia). El pequeño Giuliano fue sobrino del papa Sixto IV, por lo que desde una temprana edad se vio envuelto en la corte papal. En 1468, el joven della Rovere se incorporó a la orden de los franciscanos y en 1471, fue nombrado cardenal por su tío, el papa. TAMBIÉN, AQUÍ PUEDES CONOCER LA HISTORIA DE LA MUJER QUE FUE PAPA.

A partir de entonces, Giuliano comenzó a forjar un gran poderío e influencia, pues le fueron asignados nueve obispados en Francia e Italia. Sin embargo, Giuliano tenía una gran enemistad con el cardenal Rodrigo Borgia, quien más tarde fue el papa Alejandro VI. Esto lo llevo a exiliarse, pues su rival conspiró varias veces para asesinarlo.

El papa Julio II / Imagen: Arquehistoria

Regreso a Roma y elección como papa

En 1503, el papa Alejandro VI murió a causa de la malaria, con lo que Giuliano pudo retornar a Roma. En septiembre de ese año se celebró un conclave en el que el cardenal della Rovere no fue electo y en su lugar se eligió al papa Pio III. No obstante, el pontificado de este último solo duró 26 días en el trono papal.

El 31 de octubre de 1503, Giuliano della Rovere fue elegido papa por el colegio cardenalicio con el nombre de Julio II. Esto solo fue posible después de obtener el apoyo de César Borgia, hijo de Alejandro VI, que él continuaría con el control del ejército papal. Sin embargo, pese a este acuerdo, el poder de los Borgia se vio disminuido durante el papado de Julio II.

El nuevo papa fue un gran mecenas de las artes, pues fue él quien ordenó a Miguel Ángel pintar los frescos de la Capilla Sixtina. Asimismo, la actual Basílica de San Pedro fue construida bajo el mandato del papa Julio II. Sumado a ello, este personaje fue conocido como ‘el papa guerrero’ por las hazañas militares que se lograron durante su pontificado.

La Capilla Sixtina / Foto: Mi Viaje

Los excesos del papa

Algunos historiadores han señalado que Julio II se preocupó más por dejar un legado majestuoso que por reformar la iglesia y lograr cambios positivos para esta institución. En el papado de della Rovere, fue cuando las relaciones entre grandes artistas de la talla de Miguel Ángel —amigo íntimo del papa— y Rafael crearon obras sublimes. Una de estas grandes creaciones artísticas fue la tumba del papa, diseñada por Miguel Ángel.

Pero el papa Julio II también tenía una afición particular por los amantes jóvenes y bellos. Según el cronista veneciano Giroliamo Priuli, el papa era un gran aficionado del ‘vicio sodomita’. Y no solo eso, de acuerdo con Priuli, Julio II disfrutaba más del sexo cuando asumía el rol de pasivo.

«Llevaba con él jóvenes bellos y apuestos con los que al tener actos carnales disfrutaba más del abominable vicio sodomita al ser pasivo».

La tumba de Julio II / Foto: BBC

Aunado a esto, el diplomático veneciano, Marin Sanudo compuso un soneto para la homosexualidad del papa Julio II. ¿YA SABÍAS QUE OTROS PAPAS TAMBIÉN HAN SIDO GAYS?, AQUÍ PUEDES VER DE QUIENES SE TRATA.

«Regresa santo padre a San Pedro y pon alto a tu ardiente deseo…

pues el que te honra está bien provisto con Corso, Triviano, Malvasia y otras muy buenas formas de sodomía…

Y poca vergüenza tiene de que Squarzia y Curzio, en el palacio sagrado, tengan la boca en la botella y el trasero en el roble».

Es importante mencionar que en el escudo de armas de Julio II estaba dibujado un roble. Otro escándalo que atañó al papa fue cuando nombró cardenal al que —dicen— fue su amante, Francesco Alidosi; el cardenal vivió en el palacio papal junto a Julio II. Y los testigos de le época mencionaban que las muestras de afecto entre ambos siempre fueron evidentes.

El cardenal Alidosi / Imagen: Wikipedia

Asimismo, una leyenda dice que el papa sufría de sífilis, por lo que en una procesión del Jueves Santo, los fieles no pudieron besarle los pies debido a las llagas que esta infección le había provocado. Finalmente, Julio II murió el 21 de febrero de 1913 a la edad de 69 años, terminando así uno de los papados más sonados de la historia.

¿Qué les pareció la vida de Julio II, homosensuales? Interesante y polémica, ¿no lo creen?

Con información de Os Pecados do Vaticano, Claudio Rendina, (Gryphus, 2012), The New York Times y Encyclopedia Britannica