Conocida como "la reina lesbiana", Ana dio paso a la formación de la Gran Bretaña. / Foto: BBC

Conocida como la “reina lesbiana”, Ana Estuardo —de la película La Favorita— vivió dolorosas tragedias antes de convertirse en la primera monarca de la Gran Bretaña.

Ana Estuardo nació el 6 de febrero de 1665. Junto con su hermana mayor, María, serían las únicas dos hijas —de ocho— de los duques de York, Jacobo y Ana Hyde, que llegarían a la adultez.

Ana era una mujer reservada, pequeña y robusta, con muchos problemas de salud a los que nunca logró sobreponerse.

Más que una amistad

En 1673, Ana Estuardo conoció a Sarah Jennings, cuando esta y su hermana Frances ingresaron como personal a la casa de los duques de York, convirtiéndose en su amiga más cercana y una de sus consejeras más influyentes.

Retrato de la reina Ana de Gran Bretaña ralizado por Micheal Dahl en 1705. / Imagen: El Español

El carácter débil de la princesa Ana fue aprovechado por la estratégica Sarah Jennings para beneficiar política y económica a su esposo, John Churchill, con quien se casó en 1678. Fue entonces que la pareja se convirtió en los duques de Marlborough.

El cariño que se profesaban las dos mujeres quedó de manifiesto en la correspondencia que se mandaban: “Quisiera tener un querido abrazo, el cual anhelo más de lo que puedo expresar”, escribía la princesa a su compañera.

En una carta más extensa, Ana le suplicaba a Sarah acudir lo más pronto posible para abrazarla y consolarla por su condición —posiblemente física y emocional—:

¡Ven a mí tan pronto como puedas, para que me abrace a ti […] No puedo ir a la cama sin verte […] Si supieras en qué condición me has dejado, estoy segura de que tendrías lástima!

El matrimonio de Ana y Jorge de Dinamarca

Ana se casó con el príncipe Jorge de Dinamarca —ambos eran protestantes— en 1683. La pareja prefería la vida tranquila que la vida “mundana” de la corte.

¿YA LEÍSTE ESTO?
La reina que renunció al trono por ser lesbiana

Lamentablemente, para la pareja conformada por Ana y Jorge de Dinamarca, de los 17 hijos que tuvieron, cinco murieron poco después de nacer, y el resto nacieron muertos. Solo su hijo Guillermo Enrique logró vivir hasta los once años.

Jorge de Dinamarca en compañía de la reina Ana de Inglaterra. / Imagen: Epic World History

Algunas investigaciones apuntan a los múltiples problemas de salud que Ana tuvo a lo largo de los años como motivos que afectaron su vida de madre. Esto pudo favorecer a la relación entre la princesa y la duquesa de Marlborough.

Las dos favoritas

Según la historiadora Anne Somerset —galardonada con el Premio Elizabeth Longford—, la reina Ana mantenía una relación muy estrecha con su consejera Sarah Churchill, duquesa de Marlborough, quien se caracterizaba por ser ingeniosa, mordaz, manipuladora y hermosa. Somerset aclara que en aquella época las mujeres mantenían amistades apasionadas sin matices eróticos.

Sin embargo, Ana se percató de que Sarah la estaba manipulando, por lo que optó por apartarla de su corte. La “relación” se vio afectada con la llegada de Abigail Masham —prima de Sarah— y nueva consejera de la reina Ana.

Tal vez por celos, Sarah se dedicó a difundir rumores de una relación entre la reina y su nueva “favorita”, a quien la llamaba “la víbora” o “perra desgraciada”.

La duquesa, viendo que la relación entre Ana y Abigail se fortalecía, amenazó a la reina con difundirle al mundo la relación que había entre las dos mujeres, con lo que su reputación se vería afectada, a lo que la reina respondió: “Yo puedo amar a quien yo quiera”.

La reina Ana de Gran Bretaña junto a la duquesa de Marlborough, una de las mujeres más influyentes de la época. / Imagen: Meister Drucke

Tras revelar el secreto, Sarah fue expulsada del palacio real. Como contraataque, la duquesa amenazó con revelar la correspondencia amorosa que había entre las dos. A la reina no le quedó de otra más que pagar generosamente por las cartas y ocultarlas para siempre.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Joy Huerta vuelve a mostrarse orgullosamente LGBT+

El legado de la reina Ana

Durante el reinado de Ana, se logró la unificación de los territorios de Inglaterra y Escocia, dando paso a la formación de la Gran Bretaña. Ana pasó de ser reina de Inglaterra a reina de la Gran Bretaña, convirtiéndose en la primera monarca en poseer este título.

A la edad de 49 años, con sobrepeso y aquejada por un sinfín de males, Ana de Gran Bretaña murió el 1 de agosto de 1714 en el palacio de Kensington. Su cuerpo fue enterrado con todos los honores reales en un ataúd más grande de lo habitual para poder acoger el gran cuerpo, en la abadía de Westminster.

Sarah vivió hasta los 84 años de edad, tratando de recuperar su estatus político durante el reinado de Jorge I, sucesor de Ana. Abigail se retiró al campo tras la muerte de la reina.

Su vida llevada al cine

La actriz inglesa Olivia Colman  dio vida a la reina Ana en la película La favorita, del director Yorgos Lanthimos, en compañía de las actrices Emma Stone y Rachel Weisz, quienes interpretaron a Abigail y a Sarah respectivamente, y quienes también fueron nominadas al Óscar.

En la entrega 91° del premio Óscar, Olivia Colman se hizo con la estatuilla dorada al ganar la categoría de Mejor Actriz.

Este trío de mujeres, poderosas e influyentes, marcaron el destino de una guerra y de un reino.

Con información de El Español, Mujeres en la historia y BBC News.