Conoce la historia de Maximiliano de Habsburgo, el emperador mexicano supuestamente bisexual. / Foto: Especial

Si Chapultepec hablara… Conoce las historias alrededor de la vida amorosa y sexual de Maximiliano de Habsburgo, el supuesto emperador bisexual de México.

Hoy nos vamos a poner históricxs y vamos a hablar de un breve pero interesante personaje en la historia de México: Maximiliano de Habsurgo. Aunque no como les enseñaron en sus clases de historia, corazones. Porque segurito en esas clases no les dijeron que Maximiliano de Habsburgo era bisexual, ¿verdad?

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

¿Quién fue Maximiliano de Habsburgo?

Maximiliano de Habsburgo nació el 6 de julio de 1832 en Viena, Austria. Él provenía de una de las casas reales más poderosas e influyentes de aquellos tiempos: Los Habsburgo. Como buen noble, Maximiliano de Habsburgo tuvo una educación privilegiada, pero al ser el tercero en la línea sucesoria, Maximiliano y su formación se condujeron más hacia las artes, las ciencias naturales y la filosofía, que al arte de gobernar. Aunque sí recibió formación militar, Max se enfocó en el estudio de la historia, filosofía, aprendió numerosos idiomas y le gustaba coleccionar insectos y mariposas.

Maximiliano de Habsburgo, el emperador supuestamente bisexual. / Foto: Expansión

Se cuenta que además era un joven con sensibilidad artística que disfrutaba de la poesía, la lectura y la pintura. Era además comandante de la Marina Imperial, por lo cual viajaba de país en país constantemente. Esto aunado a que era un buen conversador, lo posicionaba como el ejemplo perfecto de cómo debe ser un noble, y le trajo fama internacional.

No fue de sorprenderse entonces que cuando el rey Leopoldo I de Bélgica buscara un marido para su hija, la princesa Carlota de Bélgica, Maximiliano de Habsburgo fuera la primera opción.

Uno de los amores más románticos de todos los tiempos

Cuando conoció a Carlota, Maximiliano tenía ya 24 años. Estaba en el momento de encontrar una consorte adecuada y Carlota cubría todos los requisitos. Carlota Amalia de Bélgica, de 16 años, no solo era la hija del rey más rico de aquel entonces, era una mujer intelectualmente brillante que, a diferencia de Max, sí había sido educada para mandar. Era una mujer políglota, estudiosa de la economía, la política, las cuestiones jurídicas y, además, muy adinerada.

Se cuenta que Carlota se casó profundamente enamorada de Maximiliano. Él, por el contrario, estaba más interesado en su dinero y en su dote. No obstante, le hicieron creer al mundo mediante múltiples y falsas cartas que el romance del siglo era el que vivían ellos. Las razones ahorita las conocerás, pero lo que sí debes saber, lector, es que cuando llegaron a México para ocupar el título de emperadores, ya tenían varios añitos de no compartir la cama.

Carlota de México y Maximiliano de Habsburgo. / Foto: Poblanerías

¿Maximiliano de Habsburgo era bisexual?

De lo anterior, mucho se ha especulado. Y lo que hablaremos de este tema, debes saber, es también especulación. Pero bueno… cuántas cosas que afirmamos de la historia de México y del mundo no están cimentadas en justo eso: la especulación. Así que vamos a desmenuzar este pollo y a especular sobre la supuesta bisexualidad de Maximiliano de Habsburgo.

De acuerdo con el escritor Francisco Martín Moreno, Maximiliano de Habsburgo era, por lo menos, bisexual. En su libro ‘Arrebatos carnales’, menciona que, de hecho, la primera relación del futuro emperador mexicano fue con un amigo de la infancia. Este amigo era el conde Carlos Bombelles, a quien se trajo a México y convirtió en coronel comandante de la Guardia Palatina en el Segundo Imperio Mexicano.

El Conde de Bombelles a la izquierda y Maximiliano de Habsburgo a la derecha. Supuestamente, ambos eran amantes desde los 8 años. / Foto: Tlamatqui

De acuerdo con Moreno, su romance inició cuando eran niños y se mantuvo hasta la adultez de ambos. En su libro, habla de que incluso antes del Segundo Imperio, ambos viajaban juntos a expediciones marítimas y compartían el mismo camarote sin esconderse de nadie. También menciona que el primero de los desencantos que se llevó Carlota fue justo en su luna de miel.

La decepción de Carlota

La pobre se fue con Maximiliano a la isla de Madeira, en Portugal. Pero contraria a la fantasía que la emperatriz pudo hacerse de su luna de miel, lo que tuvo fue a un marido escapándose con su mejor amigo por días completos —con todo y sus noches—. Lo peor fue cuando llegó a sus oídos que en ese viaje, Maximiliano y Bombelles compraron nada más y nada menos que cuatro esclavos de origen africano para hacer orgías. En su libro, Moreno narra dándole voz al Conde Carlos Bombelles:

«Algún hechizo especial sentimos Maxi y yo cuando acariciamos esos brazos semejantes a troncos de árbol y tocamos sus piernas talladas en maderas oscuras preciosas creadas por la naturaleza para no descansar jamás.»

Y, por si no fuera poco, los dos amantes se fueron juntos a Brasil por dos semanas, dejando a Carlota sola en la isla portuguesa. Se piensa que fue desde ahí que el matrimonio quedó roto para siempre.

Las aventuras de Maximiliano de Habsburgo en México

Cuando Carlota y Maximiliano llegaron a México para instaurar el Segundo Imperio, ya habían pasado años de que su relación marital se había vuelto inexistente. Y durante su estancia en el país, se notó más. Maximiliano, que nunca tuvo interés de gobernar, se aisló a disfrutar de las artes y los paisajes mexicanos. Carlota, quien sí tenía mente y formación de líder, fue quien gobernó el Imperio durante los cuatro años que duró. De hecho, Carlota modernizó mucho al país y buscó educar a las mujeres mexicanas. Sin duda, es uno de los personajes más interesantes de la historia de México, pero de ella hablaremos en otra ocasión. HAZ ESTE QUIZ PARA SABER QUÉ PERSONAJE LGBT+ DE LA HISTORIA ERES.

Porque mientras ella gobernaba México, Maximiliano estaba más ocupado disfrutando sus delicias. Como seguramente sabes, el Castillo de Chapultepec era la residencia oficial de los emperadores. Pero además tenían una casita de campo en Cuernavaca, que es donde Maximiliano se la pasaba días y noches.

Se rumora que en esa casita tenía sus encuentros con Carlos Bombelles y con sus muchos otros amantes. Entre los cuales, no solo había hombres, eh. Por eso se habla de que Maximiliano no era gay, sino bisexual. De hecho, el supuesto hijo que se cree que tuvo el emperador nació de su relación con la llamada ‘India Bonita’, una joven que trabajaba en la residencia real.

Esta era la residencia real de los emperadores en Cuernavaca donde, supuestamente, Maximiliano se encontraba con sus amantes. / Foto: México Desconocido

No hubiera sido el único en la familia…

Se dice también que Maximiliano tuvo amoríos con otros hombres importantes de la nobleza mexicana, pero esto es difícil de confirmar. En realidad, todas estas historias son difíciles de confirmar y el que Maximiliano de Habsburgo sea bisexual sigue siendo un rumor. Pero de haber sido el caso, no habría sido el único LGBT+ en la Casa Habsburgo. Pues del que sí se sabe y se tiene bien confirmado que era gay es su hermano menor, Luis Víctor. Pobre, él sí vivió una muy triste historia a causa de ello. Pero ya te traeremos otra nota sobre él.

De momento, nos quedamos con las idílicas patoaventuras de Maximiliano de Habsburgo, el emperador mexicano supuestamente bisexual.

¿Tú ya sabías que Maximiliano de Habsburgo era bisexual?

Con información de ‘Desventura y Pasión de Carlota’, ‘Maximiliano íntimo. El emperador Maximiliano y su corte: memorias de un secretario particular’, ‘Reyes que amaron como reinas’ y ‘Arrebatos Carnales’