El libro mormón de posiciones de misionero (The book of mormon missionary positions) es un libro insolente que reta las creencias de una religión conservadora que repudia a los LGBT+, de la forma más creativa que se pueden imaginar: con sexo gay.

Parodias sobre los mormones han habido muchas, desde el chiste ocasional de los grupos que van de puerta en puerta hablando sobre (o, mejor dicho, molestando a los demás con) su religión en bastantes series de comedia, hasta capítulos enteros de crítica social y espiritual en South Park (muy recomendable). Pero algo de lo que se habla un poco menos es sobre la homosexualidad en esta religión.

Para quienes no estén enterados, esto se debe a que las prácticas de este grupo son muy conservadoras, y cualquier expresión o acto sexual fuera de la heterosexual cisgénero (es decir, personas que se identifican cultural y socialmente con el sexo con el cual nacieron y que sienten atracción por personas del sexo opuesto) son muy mal vistas, igual que la masturbación, la ropa corta y ajustada, y el sexo antes del matrimonio. Esta Iglesia opina que:

Las relaciones sexuales solamente son apropiadas entre un hombre y una mujer legalmente casados como marido y mujer. Cualquier otra relación sexual, incluyendo a aquellas entre personas del mismo género, son pecaminosas y socavan la institución familiar divinamente creada. De acuerdo con esto, la Iglesia afirma definir el matrimonio como la unión legal entre un hombre y una mujer

Si quieren saber más al respecto, les recomiendo la película de 2003 Latter Days, que nos trae la historia de un joven mormón en el clóset que un buen día conoce a un atractivo chico gay muy cómodo con su sexualidad, y que le traerá experiencias maravillosas pero también muchos conflictos familiares y religiosos (además, verán a un Joseph Gordon-Levitt muy verde). Igualmente les recomiendo el exitosísimo musical de Broadway The book of mormon, si es que algún día se encuentran en una ciudad en la cual se encuentre de gira, para acompañar a otro joven mormón a descubrir su sexualidad diversa… en África.

No dejes de leer Policías y Ladrones: el libro erótico de Tom de Finlandia (+18).

Pero bueno, volvamos a lo que nos trae hoy aquí, el libro The book of mormon missionary positions. Un bello día el fotógrafo Neil Dacosta (Adidas, Nike, Corona, Redbull, Toyota, Quiksilver, Forbes), junto con la magnífica directora de arte Sara Phillips, se despertaron con la musa de la inspiración susurrándoles al oído algo bastante subido de tono: que debían burlarse de los mormones mostrando a sus jóvenes misioneros, con fenotipos clásicos de esta Iglesia (blancos y rubios), en su imagen tradicional (pantalones de vestir, camisa blanca de manga corta, corbata y su guía espiritual en el bolsillo de la camisa), en posiciones de sexo gay. Neil dice:

Este proyecto significa algunas cosas distintas para todos los involucrados, pero la última meta es iniciar una discusión, usando un medio visual, sobre derechos igualitarios y separación de la Iglesia y el Estado.

El objetivo fue dejar nuestra descripción con el final abierto, esperando que los lectores encuentren sus propios significados en la serie.

Así como lo leen, no es pornografía (ya que los chicos siempre se encuentran vestidos, así que pueden hojear el libro tranquilamente en un parque o un restaurante), pero la genial idea de hacer una parodia sobre una religión que no nos tiene en el mejor concepto a los LGBT+ ha recibido respuestas muy positivas según Neil (aunque no por parte de la comunidad mormona). La idea de sexo gay entre mormones es un fetiche de muchos (si no me creen, busquen en Google “Mormon boyz” bajo su propio riesgo). Así, los misioneros no tan castos de este libro se rinden ante las pasiones carnales homosexuales para instruir en esta sátira del Kama Sutra para nuestro humor y para retar a las viejas generaciones.

Ahora le preguntamos a Neil y a Sara si podrían hacer lo mismo con monaguillos o con políticos de derecha. Al menos aquí ya tiene un aficionado consumidor.