Estas son diez cosas que siempre pasan en las fiestas de lesbianas. / Foto: Verboten

Nuestro Centro de Lesbianismo y Tijereo avanzado reunió estas 10 cosas que siempre pasan en las fiestas de lesbianas. ¿Cuáles has vivido tú?

Si has ido a fiestas de lesbianas, no nos dejarás mentir. Te compartimos 10 cosas que seguramente te van a pasar en una reunión, un antro o un fiestón de lenchas.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

Toparte a tu ex

La clásica, amikas. ¿A poco no ya hasta vivíamos con miedo de ir a los jueves de lenchas porque no nos fuéramos a encontrar a Voldemort rondando los pasillos del antro gay de tu preferencia?

Una situación clásica de fiestas de lesbianas es el momento incómodo donde te encuentras a tu ex. / Imagen: Giphy

Toparte a tu ex con la ex de tu ex

Y es que las interconexiones lenchas están cañonas. Así que tampoco sería de sorprenderse que alces la vista porque no alcanzas a ver el show de la imitadora de Selena cuando zaz, culebra. Atestiguas ese amor prohibido. Nomás no seas tú la que lo ande murmurando por las calles.

Si en las fiestas de lesbianas ves a la ex de tu ex con tu ex, déjalas ser. / Imagen: Giphy

El buga colado que anda chingue y chingue

Sí, lamentablemente nunca falta el vato que va a las fiestas de lesbianas… a ligar.

«Es como… soy tan lencha, wey». Nunca falta el buga que se cuela a las fiestas de lesbianas a querer ligar. / Imagen: Giphy

La buga colada que te quisiste ligar pero pues… era buga

Por otro lado, tampoco falta la buga que va a las fiestas de lesbianas acompañando a sus amigas en el degenere. Si la chica a la que le echaste el ojo desde la primera putivuelta es buga, ni modo. A respetar y seguir los 10 mandamientos de la buena lesbiana.

«Regla número uno: no te enamores de la chica heterosexual». Algunas bugas van a fiestas de lesbianas. A menos que ella también coquetee contigo, no vayas a querer jugar a los tazos con ellas. / Imagen: Giphy

Cuando se comen a tu muyerts con la mirada

Y hablando de putivueltas, estás muy contentita con bae y de repente ya viste que una morra llegó y la escaneó de pies a cabeza.

Tu cara cuando vas a una fiesta de lenchas y escanean a bae. / Imagen: Giphy

Cuando tu muyerts se come a alguien más con la mirada

Aunque más rarito se siente si es bae la que escanea a otra lechuga de pies a cabeza.

Tu cara cuando es bae la que escanea a alguien más en la fiesta de lenchas. / Imagen: Giphy

Que se te junte el mandado

Ojo, porque aunque no apoyamos que anden ahí regalándole la caricia a todas mientras les juran amor eterno y monógamo, sabemos que esto pasa. Y la mejor forma de que no suceda, mijita, es que sea usted siempre clara con lo que quiere y lo que tiene con cada tortillina con la que sale. Ya si se le juntan los ligues, al menos no va a ser raro ni va a despertar sorpresas, mucho menos decepciones ni el siguiente punto.

Pa’que no se te junte el mandado en las fiestas de lesbianas, sé clara con toas las chicas con las que sales sobre si su relación es exclusiva o no. / Imagen: Tenor

El drama

¡EL DRAMAAAA! No sé ustedes, muchachas, pero toda fiesta de lenchas a las que esta señora ha asistido ha tenido por lo menos un momento de drama. Que porque si le hiciste ojitos a la DJ, que porque si aquella te saludó muy de cerquita, que porque la que se supone que solo salía contigo pues no nada más salía contigo. En fin, el caso es que siempre está ahí. ¿Cómo lo podemos evitar? Quién sabe, amigas, porque aparentemente de todos lados podemos agarrar leña para hacer fuego. Nomás, por fi, no le vayan a echar a la policía a su ligue a menos que de verdad sí sea lo prudente, porque sí: el acoso en relaciones lésbicas es una realidad.

Bailar al ritmo de “I Follow Rivers”

Gracias al bendito, no todo es drama y toxicidad. Y las fiestas de lesbianas también tienen sus momentos bonitos, como cuando callas a tus amigas para gritar: ¡ESA ES MI ROLA! Y lo que se escucha es el mismo grito al unísono en todo el antro porque “I Follow Rivers es la rola de todas las lenchas.

En toda fiesta de lenchas se escucha I Follow Rivers en algún punto de la noche. / Imagen: Giphy

Ser la más feliz porque las fiestas lenchas son lo más cool de la vida

Pues sí, mis amoras. Hay de todo, hay de todo. Pero la verdad también es bien bonito poder tener puntos de encuentro para mujeres LBT+ y disfrutar de ellos. Ya sea bailando, cantando, karaokeando o lo que sea que estén haciendo cuando van a las fiestas de lesbianas, tenemos esa oportunidad de fiestear libre y locamente como no pudieron hacerlo Sara García o Sor Juanita.

Las fiestas de lesbianas son para divertirte y vivir libre tu identidad en compañía de otras mujeres LBT+. / Imagen: Tumblr

Y si nos faltó alguna otra cosa típica que sucede en las fiestas de lesbianas, por favor, háznosla saber.

¿Te identificaste con alguna?