La foto de las señoras de Yucatán rezando para que los gays no puedan casarse fue de lo más visto. ¿Y si mejor se ponen a rezar por cosas que nos sirvan?

La foto de las señoras de Yucatán rezando para que los gays no puedan casarse fue de lo más visto. ¿Y si mejor se ponen a rezar por cosas que nos sirvan?

El día de ayer en el Congreso de Yucatán se discutió una reforma al Código de la Familia. Esta reforma habría sido el primer paso para dar inicio a los matrimonios igualitarios en dicho estado. Lamentablemente, 15 de 24 diputados locales votaron en contra de la reforma.

Algo que llamó mucho la atención en redes sociales fueron «las soldadas de dios» que se hicieron presentes en el Congreso local. Dicho grupo de señoras —a quienes para fines de este artículo bautizaremos como «la liga yucateca de las señoras católicas», se pusieron a rezar tan pero tan fuerte, que hasta creyeron que fueron capaces de detener el matrimonio igualitario en el Estado, pero NO.

Y, ¿por qué digo que no lo lograron? La usuaria Regina Carrillo lo explica muy acertadamente:

En fin. Como todos sabemos, los rezos son para los dioses lo que las espinacas para Popeye: los hacen más fuertes. Entonces, ¿vale la pena desperdiciar nuestros tanques de fe cristiana en buscar la infelicidad de otros? No creo.

Por eso nos dimos a la tarea de investigar algunas mejores causas a las que «la liga yucateca de las señoras católicas» puede dirigir sus cañones de fe y buenos deseos:

El suicidio y la depresión de niños LGBT+

Señoras, ya sabemos que a ustedes los niños les interesan de dientes para afuera. Pero si un día deciden DE VERDAD ponerse del lado de los niños que sufren, pónganse a rezar para que los padres de personas LGBT+ dejen de intentar cambiar su orientación e identidad de género a través de las torturas ‘terapias’ de conversión.

¿YA LEÍSTE ESTO?
La homosexualidad no es una elección: Xavier Bettel

Un estudio realizado en 2018 por el Family Acceptance Project (FAP) demostró que, en las personas donde el papel de los padres en las ‘terapias’ de conversión fue mayor, los intentos de suicidio fueron más del doble (48%) que en adultos LGBT+ que no fueron sometidos a este tipo de ‘terapias’ (22%).

Asimismo, reveló que los niveles de depresión fueron el doble de altos (33%) en personas LGBT+ cuyos padres trataron de cambiar su orientación sexual, que en aquellas que no fueron sometidas a ‘terapias de conversión’ (16%). Lo más alarmante: los niveles de depresión fueron el triple de altos en los casos de personas LGBT+ que fueron sometidas a ‘terapias de conversión’ por personas externas a su familia (52%).

Cadena de oración para que los padres de familia dejen la ignorancia atrás y entiendan que las ‘terapias’ de conversión son una estafa.

La ola de violencia que sufre la comunidad LGBT+

México es el segundo país con más asesinatos a personas LGBT+ en América Latina, según un informe de Letra S. En los últimos años, al menos 381 personas han sido asesinadas por el hecho de ser LGBT+; sin embargo, esa cifra puede ser muy corta respecto a la cantidad de crímenes que se registran y que no son correctamente investigados por las autoridades.

Más del 30% de los asesinatos fueron en las casas de las víctimas, y un común denominador en la mayoría de los casos es la saña con la que estos delitos fueron cometidos. Así que, señoras y señores que dicen «Yo no soy homofóbico, pero que lo hagan en su casa», agarren una silla y SIÉNTENSE a pensar en la gravedad del asunto.

¿YA LEÍSTE ESTO?
7 mitos sobre el matrimonio igualitario

Sería bueno que también se pusieran a rezar para que se proteja la vida (con eso de que se dicen ‘pro vida`) de las personas LGBT+.

Que los niños de la calle encuentren familia

Hay por lo menos cuatro estudios (de los serios, no las payasadas de los grupos antiderechos) que concluyen lo mismo: los hijos de parejas gays NO SUFREN MÁS BULLYING que los hijos de parejas heterosexuales.

El problema es cuando los niños ven en sus casas el odio y/o prejuicios que sus mamás y papás tienen hacia otras personas.

¿Crees que el problema no es el bullying, sino que los niños ‘se hagan gay’ por no contar con una figura paterna o materna? ¡Sorpresa! Hay estudios que demuestran, queridas señoras de «la liga yucateca de las señoras católicas», que no.

En este estudio realizado con ayuda de 55 parejas homoparentales —que en conjunto tenían 85 niños menores de 17 años— se demostró que el 90% de los niños se reconocieron como heterosexuales, de lo que se desprende que poco y nada tiene que ver la orientación sexual de sus padres.

Así que saquen los rosarios o la mejor herramienta religiosa que tengan para darle mucha fuerza a las oraciones y que las autoridades legislen por el bien común de los niños, siendo este que puedan acceder a una familia homoparental que les dé la oportunidad que sus padres no pudieron o no quisieron darles.

En 2018, Homosensual contó con familias homoparentales en su comitiva de la XL Marcha del Orgullo LGBT de CDMX. Y al verlas pudimos comprobar que un niño con dos papás o dos mamás ES mucho más feliz que SOLO o con padres heterosexuales que lo maltratan o ignoran.

Y, ya que andamos en eso, recen también para que paren los abusos sexuales a niños cometidos por la iglesia. ¿O qué? ¿Nada más cuando les conviene?

Con información de Homosensual, Letra S y El definido

.

Tienes que leer también: