Bandera del orgullo intersexual. 5 datos que debes saber sobre la intersexualidad. / Foto: Zagreb Pride

Muchos se preguntan qué significa ser una persona intersexual. Te dejamos esta lista de 5 datos que debes saber sobre la intersexualidad.

Como ya sabemos, nuestra comunidad está conformada por ocho letras y una de ellas es la i, de intersexualidad. Sin embargo, muchas personas tanto externas como pertenecientes a la comunidad LGBT+ desconocen exactamente qué significa ser intersexual. Por si tú tampoco estás seguro, aquí te presentamos 5 datos básicos sobre la intersexualidad.

1. La intersexualidad no es una orientación sexual o una identidad de género.

La primera diferencia con todas las otras letras del acrónimo LGBTTTIQ, es que la intersexualidad no es ni una orientación sexual ni una identidad de género. Es un estado biológico en el que el sexo cromosómico, genital o anatómico de una persona no encaja totalmente en el binario masculino o femenino. Es decir, sus características sexuales varían.

2. Ser intersexual no implica tener genitales de ambos sexos.

Aunque sí es uno de los tipos de intersexualidad, no en todos los casos las personas intersexuales tienen tanto genitales masculinos como femeninos. En algunos casos puede ocurrir que una persona tenga pene y testículos, pero su carga cromosómica sea XX. Así que sus características sexuales secundarias, que son las que se desarrollan en la pubertad, corresponderán a la de una mujer. O viceversa. Justo lo que hace tan difícil de entender la intersexualidad para muchas personas es que no existe un solo tipo, sino que existen múltiples y diferentes estados y variaciones que pueden corresponder en diferente grado a ambos sexos.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Perfiles LGBT+: Alberto Jurado, líder de Pride del Tec de Monterrey

3. No siempre es evidente.

Como en el ejemplo anterior, la intersexualidad no siempre es evidente al nacer porque no en todos los casos las personas intersex tienen características genitales de ambos sexos. Algunas variaciones se presentan hasta la pubertad o adolescencia, y algunas incluso solo pueden conocerse a través de estudios médicos.

Mira también: ¿Quiénes son las personas intersexuales?

Hanne Gaby Odiele, modelo orgullosamente intersexual / Foto: W Magazine

4. Las cirugías correctivas impuestas son una violación a los derechos de las personas intersex.

Algo que se estilaba mucho con las personas intersex cuando nacían con genitales de ambos sexos, es que sus padres tomaban la decisión de qué sexo le correspondería al niño o niña. Así que autorizaban intervenciones médicas para “eliminar” las características físicas del otro sexo. Por supuesto, esto es una violación a los derechos de las personas intersex, ya que están decidiendo por ellas desde antes de que sean capaces de siquiera pensar si quieren elegir un sexo binario o mantener sus características biológicas. Las intervenciones médicas solo deberían realizarse si es su deseo, o si su vida o salud podrían verse afectadas.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Lo que debes saber sobre ser un trabajador sexual

Mira también: Secretaría de Salud recomienda dar atención especializada a personas trans e intersex

5. La intersexualidad es más frecuente de lo que pensamos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cerca del 1 % de la población presenta alguna variación en sus características sexuales. Considerando que la población mundial ya ronda los 7350 millones de habitantes, el 1 % de eso no es un número pequeño.

Y, como estamos muy contentos celebrando la visibilidad intersexual, ahí les va un pilón:

El término correcto es intersexual, no hermafrodita.

Desde una perspectiva de derechos humanos, aunados a la lucha de personas intersexuales en todo el mundo, se considera correcto el término intersexual o intersex en vez de hermafrodita o pseudohermafrodita.

¿Tú ya sabías a qué se refiere la intersexualidad?

Con información de la OMS.