Estas son 8 cosas que las personas hetero pueden hacer, pero las LGBT+ no. / Foto: Raw Story

¿Que por qué seguimos marchando? Porque desafortunadamente aún existen cosas que los hetero pueden hacer y los LGBT+ no. Estas son algunas de ellas.

Muchas personas, especialmente las ajenas a la comunidad LGBT+, no entienden el porqué del ‘orgullo LGBT+’. O por qué es que seguimos marchando y manifestándonos. Muy sencillo: porque aún existen muchas cosas que las personas hetero pueden hacer libremente, y las personas LGBT+ no. Te damos los ejemplos más frecuentes.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

1.Caminar de la mano con tu pareja

La primera de estas 8 cosas que las personas LGBT+ no podemos hacer libremente y los hetero sí es caminar de la mano con tu pareja. Y ni hablar de otras demostraciones de afecto como besarse o abrazarse en público. Hay ciudades o países en las que para algunos es más fácil, pero sigue siendo algo profundamente triste que una pareja no pueda demostrar su amor en la calle. ESTOS SON 12 MOMENTOS INCÓMODOS QUE VIVIRÁS CON TU PAREJA SI ERES LGBT+.

Demostrar su afecto públicamente es una de las cosas que las personas LGBT+ no pueden hacer y las personas hetero sí. / Imagen: Giphy

2. Casarse o adoptar

Como la sociedad no termina de entender que somos humanos como cualquier otros, muchas personas LGBT+ aún no pueden casarse o formar familias. Afortunadamente, cada vez hay más estados y países legalizando el matrimonio igualitario y la adopción homoparental. Pero aún existen muchos otros, la mayoría, lamentablemente, en la que o es ilegal o solo lo puedes lograr mediante amparos. ESTOS SON LOS PAÍSES EN AMÉRICA DONDE ES LEGAL EL MATRIMONIO IGUALITARIO.

3. Llevar a su pareja a las reuniones familiares

Otra de las cosas que pueden hacer las personas hetero pero las LGBT+ no es llevar a sus parejas a las reuniones familiares. Sí, hay familias padrísimas que apoyan a sus ovejitas LGBT+ porque saben que no hay nada de malo con quienes son. Pero muchas otras personas no pueden vivir lo padre de poder compartir momentos con su familia y su pareja al mismo tiempo.

No poder llevar a tu pareja a las reuniones familiares es otra cosa que muchas personas LGBT+ viven hoy en día. / Imagen: Giphy

4. Donar sangre

¿Sabías que incluso en las instancias públicas de salud han rechazado a gente LGBT+ que busca donar sangre? A esos niveles está la LGBTfobia, bebé de luz. ESTO TE PIDEN QUE HAGAS PARA PODER DONAR SANGRE SI ERES GAY.

5. Viajar libremente

Hay países en los que tu vida puede correr riesgo por ser LGBT+. Y ya ni hablar si eres una persona trans, donde te ponen trabas por si ya no luces como en tu foto de pasaporte. O cuando no reconocen tu identidad de género en los lugares a los que quieres ir. ESTE REPORTAJE TE CUENTA CÓMO ES VIAJAR SIENDO TRANS.

Viajar siendo LGBT+ es totalmente diferente. / Imagen: Giphy

6. Pedir trabajo sin que se les discrimine por su identidad u orientación sexual

Cuando una persona hetero va a buscar trabajo, que la discriminen por su orientación sexual o identidad de género no es algo de lo que tenga que preocuparse. Por el contrario, por la cabeza de una persona LGBT+ siempre pasa la posibilidad de que no la contraten por discriminación a su orientación sexual o a su identidad de género.

A diferencia de las personas heterosexuales, cuando una persona LGBT+ va a pedir trabajo siempre pasa por su mente que la puedan discriminar por su orientación sexual. / Imagen: Giphy

7. Acceder fácilmente a servicios de salud

¿Sabías también que hay lugares donde te niegan asistencia médica por ser LGBT+? Esto también se vuelve un problema para las personas trans. ¿Por qué? Porque tienen necesidades específicas de salud, como el tratamiento hormonal o las cirugías de reasignación de sexo, que los programas de salud pública no toman en cuenta.

8. Existir

Y, finalmente, una persona heterosexual no teme que su vida o su integridad física y moral vaya a ser violentada por su orientación sexual o su identidad de género. Existen países en los que ser LGBT+ se castiga con penas corporales e incluso la muerte. Países como Rusia, por ejemplo, tienen campos de concentración para homosexuales.

Es impensable la violencia y la discriminación que la comunidad LGBT+ vive día con día en todo el mundo. Es por eso que seguimos marchando, que seguimos levantando nuestras voces.

«Nosotros estamos». Hasta que no podamos vivir con la libertad de cualquier otra persona, seguiremos alzando nuestra voz. / Imagen: Tenor

Mientras no podamos vivir con los mismos derechos que cualquier persona sin importar su orientación sexual o identidad de género, le seguiremos gritando al mundo que estamos aquí.

¿Cuál es otra de las cosas que las personas hetero pueden hacer y los LGBT+ no?