A unos días de que empezara la Copa Mundial de Fútbol, un aficionado gay ha sido hospitalizado en Rusia tras haber sufrido un brutal ataque en la cabeza.

Mucho se ha hablado sobre la situación de violencia y discriminación en contra de la comunidad LGBT+ en Rusia, diversos medios de comunicación nos pusieron alerta sobre lo que podría pasar si viajábamos al país cede del torneo de la FIFA. Grupos activistas del Orgullo LGBT revelaron que ya habían recibido amenazas de muerte haciéndonos saber que cualquier fan de la comunidad LGBT+ que asistiera a la FIFA sería perseguido y apuñalado.

Tristemente estos temores no se hicieron esperar. Reportes indican que una pareja gay que viajó a Rusia para apoyar a Francia fue golpeada en San Petersburgo. La pareja fue atacada después de haber tomado un taxi, de acuerdo con el canal Teleper Operdrain, que informa noticias de la policía.

La víctima principal, llamada O. Davrius, fue llevada al hospital, donde los médicos descubrieron que tenía una contusión cerebral y una lesión craneofacial abierta, así como una fractura de la mandíbula superior, además de todo, sus celulares y dinero fueron tomados durante el horrible incidente. Afortunadamente los dos hombres fueron arrestados por la policía.

Este terrible incidente ocurrió un día después de que el activista LGBT ruso Anton Krasovsky dijera que los aficionados del fútbol LGBT podrían correr peligro dentro de la Copa Mundial de Fútbol. El activista nos advirtió esto diciendo que tratáramos de ocultar nuestra homosexualidad, ya que no estábamos en un espacio seguro. Para salvaguardar nuestra seguridad, miembros de la milicia rusa y la policía estatal estará rondado los partidos y calles aledañas a ellos y de esta forma evitar que los homosexuales se besen o se agarren de la mano.

Los crímenes en contra de la comunidad LGBT+ han aumentado desde que en 2013, Rusia creo una ley que prohíbe la propaganda gay: cualquier material que muestre relaciones sexuales o afectivas “no tradicionales”.

Es una lástima que los aficionados de la comunidad LGBT+ no puedan disfrutar de este deporte.

Tienes que leer también: