Los jóvenes fueron acusador de «manosearse» frente a unos niños en el centro comerial. / Imagen: Publimetro

Una pareja gay fue agredida física y verbalmente en un centro comercial por cometer supuestos actos obscenos frente a niños.

El pasado domingo 14 de abril, una pareja gay fue agredida física y verbalmente en el centro comercial Andino, ubicado en Bogotá, Colombia. La pareja fue acusada por un hombre y una mujer. ¿El motivo? Estarse «manoseando» frente a niños. En redes sociales ha circulado un video en el que se muestra al agresor amenazando y discriminando a los jóvenes gays:

Un animal como vos viendo niños mientras te tocas con tu novia […], por eso no lo voy a permitir, yo sí tengo hijos…

Pedro Costa es el agresor que aparece en el video. Es originario de la ciudad de Cali y es diseñador de productos industriales. En su cuenta de Instagram (misma que ya fue eliminada), compartía fotografías con varias personalidades, como Iván Duque, presidente de Colombia, y el futbolista James Rodríguez.

Otras personas también aseguraron ver a los gays tocarse los genitales mientras veían a los niños en el área de juegos. Indicaron que llevaban más de 20 minutos con una conducta inapropiada:

Los dos hombres estaban tocándose el pene y sus partes íntimas en los juegos de los niños. Varios padres nos percatamos, llevaban más de 20 minutos haciéndolo y mirando a los niños. La policía vio las cámaras.

Por su parte, la pareja aseguraba que solo estaban tomados de la mano y abrazándose. Fue en ese momento cuando las personas demostraron su homofobia y empezaron a discutir. Pese a la presencia del cuerpo de seguridad del centro comercial, estos no intervinieron y decidieron llamar a la policía de Bogotá.

Muestras de apoyo

Los jóvenes solicitaron los videos de las cámaras de seguridad del centro comercial para comprobar que no estaban cometiendo actos indebidos. Sin embargo, les fue negada su petición. Los uniformados les impusieron un comparendo —orden de comparecencia ante un juez— por supuestos actos obscenos.

Otros visitantes del centro comercial aseguraron a la policía que la pareja era inocente. Todos los señalamientos contra los gays fueron producto de la homofobia y la intolerancia. A través de redes sociales, decenas de usuarios demostraron su apoyo a los agredidos. Además, señalaron la difícil situación que viven los homosexuales en el país sudamericano. Por su parte, el centro comercial Andino publicó un comunicado de prensa indicando que no es aceptable ningún acto discriminatorio.

Según el artículo 134A del Código Penal de Colombia, toda discriminación por raza, nacionalidad, sexo u orientación sexual están totalmente prohibidas. Además, señala las sanciones aplicables en este caso:

Artículo 134A. Actos de racismo o discriminación. El que arbitrariamente impida, obstruya o restrinja el pleno ejercicio de los derechos de las personas por razón de su raza, nacionalidad, sexo u orientación sexual, incurrirá en prisión de doce a treinta y seis meses y multa de diez a quince salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Una vez más se demuestra hasta qué nivel de ignorancia e intolerancia pueden llegar las personas. La pregunta es: ¿hasta cuándo?

Con información de Noticias RCN, El Colombiano y El Universal