Te ayudamos a desenamorarte de tu crush hetero con esta nota. / Foto: Pinterest

Si caíste en la desgracia de enamorarte de una persona buga que no te pela, quizá esta nota sea lo que necesitas. Te decimos cómo desenamorarte de tu crush hetero.

Casi todo gay o lesbiana ha sucumbido ante enamorarse de un heterosexual. A veces es porque te envía dobles señales —o te imaginas que te envía dobles señales— y otras simplemente porque está bien delicioso de su ser. Pero si sientes que ese crush ya no solo es un crush y te está consumiendo por dentro, es justo y necesario que empieces a desenamorarte de tu crush hetero. Aquí te damos algunos consejos para que lo logres.

Identifica la fuente de atracción

En primer lugar, identifica qué de esa persona es lo que te trae cacheteando esquinas. Si es atracción meramente física, quitarte a ese o esa buga de la mente no será tan difícil. Dedícale cuantas chaquetitas sean necesarias para quitarte las ganas y en algún momento pasará. El verdadero problema es cuando lo que te atrae es su hermosa y deslumbrante personalidad. En este caso es más difícil, porque te están gustando cosas que a lo mejor no encontrarás juntas en una misma persona tan fácilmente. Y si a eso le sumas atracción física… ya valimos madres. Pero descuida, estando consciente de qué es lo que te gusta en esa persona, podemos trabajar para sacarte del hoyo.

Identificar por qué te gusta es el primer paso para desenamorarte de tu crush hetero. / Foto: Tumblr

Pon distancia para que no te guste más

Una vez que ya sabes qué es lo que te tiene babeando, trata de evitar convivir mucho con eso. Si lo que te gusta es su cuerpo y cada que ves a esa persona quieres arrancarle la ropa y montarla sin piedad ni mesura como a un toro mecánico, evita verla o procura no verla muy seguido. Y en realidad, aplica lo mismo si lo que te gusta es su personalidad. No busques más pretextos para enamorarte de él o ella conviviendo más y conociendo más cosas que harán que te encante, como que sea fan de Game of Thrones o también le gusten los gatitos.

“Límites”. Poner límites es otra forma para empezar a desenamorarte de tu crush hetero. / Imagen: Giphy

Los bugas son amigos, no comida

Cada vez que sientas que estás cayendo más profundo, di para tus adentros: los bugas son amigos, no comida. A final de cuentas, no importa cuántas chaquetas mentales —y manuales— te hayas hecho, esa persona sigue siendo heterosexual. Y no porque en tu mente ya se besaron, se agarraron, se casaron y tienen sexo tres veces al día, eso va a pasar en la vida real. Así que cada vez que la veas y ya te estés imaginando haciendo lo que sea que te imagines hacer con tu crush hetero… recuerda justo eso, que es hetero.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Conoce la historia de estos asesinos seriales de homosexuales

No busques momentos de “peligro”

Deja de buscar momentos para “convertirlo” o “convertirla”. Y no se hagan los inocentes, que hemos pasado por ahí también y conocemos sus más sucios y oscuros trucos. Por ejemplo, pedirles a tus amigos en común que saquen el juego de botella y los hagan besarse. O te le pegas casi sin querer cuando están bailando todos los de la oficina. Posiblemente para ti ese roce de manos que percibiste intencional, para él o ella fue meramente accidental. Además, estar buscando oportunidades para tratar de que “pase algo” entre ustedes, puede rayar en el acoso si la única persona interesada en que ese algo pase eres tú. Conclusión: no lo haga, compa.

Mira también: El acoso entre lesbianas existe y necesitamos ponerle fin

Ejerce tu poder mental

Y no, no nos referimos al que usa Darth Vader contra sus enemigos. Nos referimos a que dejes de hacerte ilusiones. Es cierto cuando dicen que la mente lo controla todo, así que cuando te caches pensando en tu crush, deja de hacerlo. Si de verdad quieres desenamorarte de tu crush hetero, no es imposible. Pero necesitas la determinación de hacerlo.

“Unagi”. Usa tu poder mental para dejar de hacerte ilusiones y desenamorarte de tu crush hetero. / Imagen: Tenor

Nota lo que no te gusta tanto

No idealices a esa persona y, aunque se escuche horrible, busca los defectos que no te gustan mucho. Sí, a lo mejor es superinteligente, de buen ver y también le gusta Harry Potter, pero va a corridas de toros y dice que las y los bisexuales no existen. Si es necesario, agárrate de todas esas cosas que no te gustan y trata de usarlas no como una herramienta para decir: ¡es una persona horrible! Porque tampoco, pero sí para que lo bajes de su pedestal de mármol y te facilites el proceso de desenamorarte.

Mira también: 7 situaciones que toda persona bisexual entiende

Quítate la espinita y confiésale tu amors

Y, finalmente, una un poco más difícil que la anterior, pero sin duda la más liberadora de todas: confiésale a tu crush que te gusta. ¿Y eso de qué me serviría? Podrás pensar… y déjame decirte que te sirve de mucho. En primer lugar, para cortar esa tensión que aunque muy emocionante, también es atormentadora.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Todo lo que debes saber sobre la depilación anal
“Me gustas”. Quítate la espinita y confiésaselo a tu crush hetero. Te quitarás un enorme peso de encima. / Imagen: Giphy

En segundo, para acabar con la incertidumbre. Quizá lo más tormentoso de crushearte con alguien hetero es la duda de si le gustarás o no le gustarás. Pues quítate esa duda de una vez. Y la tercera, porque es la única forma de recuperar el control de tus emociones. Y esto aplica con cualquier persona con la que tengas un crush.

¡Recupera el control!

Mientras ese alguien te guste y tú no sepas si le gustas o no, estarás imaginándote cómo sería que le gustaras, haciéndote ilusiones y haciendo cosas para gustarle. De tal forma que ese amor platónico tiene todo el control sobre ti aunque ni siquiera lo sepa… pero claro, también hay algunas y algunos gandallas que lo saben y se aprovechan de eso.

Pero al decirle a esa persona que sí, que te gusta, la obligas a darte una respuesta que, si resulta ser “no”, te liberará más rápido de ese estar pensando y deseando que ocurra algo entre ustedes. Y, sobre todo, el desgaste de estar haciendo y diciendo cosas solo para gustarle también.

Libérate de ese peso de encima y, ahora sí, a superar a tu crush hetero. / Imagen: Giphy

Recientemente me pasó a mí y miren que en mi caso fue peor porque, como dice una amiga, crushearte con una buga es como las paperas; mientras más grande te da, más fuerte te pega. Pero sin muchas esperanzas y con mucho nervio, le confesé mi veldá y todo mejoró. No, no pasó nada entre nosotras. Pero recuperé la llave en esa relación, entendí que nada iba a pasar y ahora voy bien en la meta de que ya no me guste. Lenta, pero efectiva. Lo que sí puedo decirles es que de haber sabido la tranquilidad que me trajo quitarme ese peso de encima, lo hubiera hecho desde mucho antes. Además, ¿quién quita y también tiene curiosidad de probar el lado arcoíris de la fuerza?

Mira también: 5 formas en las que los heterosexuales nos usan en la peda

Así que no se queden en la incertidumbre por mucho tiempo. Anímense y libérense. Esperamos que esta nota te haya servido a ti, Homosensual con un crush hetero imposible.

¿Conoces algún otro consejo que te haya servido para superar a un crush hetero? Compártelo con nosotros.

Tienes que leer también: