Con esta medida el matrimonio igualitario estaría siendo sometido a «consulta». / Foto: Milenio

En una especie de «consulta ciudadana», el Congreso de Yucatán lanzó un sitio donde podrá discutirse el matrimonio igualitario.

Este miércoles 3 de abril, los diputados yucatecos publicaron un sitio en internet para discutir el matrimonio igualitario. En dicha página los ciudadanos pueden enviar sus propuestas y posturas respecto a las uniones entre personas del mismo sexo. Esta medida podría interpretarse como una «consulta» donde se ponen a discusión los derechos de la comunidad LGBT+.

En el apartado —que se encuentra en la página del Poder Legislativo del Estado de Yucatán—, cualquier persona puede enviar sus comentarios o sugerencias a los congresistas. Lo único que se solicita es un nombre y un correo electrónico. El sitio no verifica si los datos son verídicos, y prácticamente el propósito es que la gente envíe una «opinión».

Ante esta decisión propuesta por la diputada del PAN, Rosa Adriana Díaz Lizama, la aprobación del matrimonio igualitario podría verse influenciada por comentarios homofóbicos y discriminatorios que pudiesen llegar a los diputados.

Así luce la página del Congreso de Yucatán. / Imagen: Captura de pantalla

La población LGBT+ protestó en contra

Múltiples miembros de la comunidad LGBT+ se pronunciaron en contra de la decisión tomada por el Congreso yucateco. El principal reclamo es que los derechos humanos NO se ponen a consulta, aunado a la poca claridad que existe en la página y en la identidad de quienes puedan «opinar» sobre un tema tan delicado.

Homosensual habló con el activista y director de la organización It Gets Better México, Alex Orué, así como con los creadores de contenido online Tefy Ortiz y Gabriel Wabi Rueda, para conocer su postura respecto a la decisión del Poder Legislativo del estado donde viven (o han vivido, en el caso de Tefy). Esto es lo que nos comentaron.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Fandom de #Juliantina junta fondos para jóvenes LGBT+

Alex Orué, director de It Gets Better México

View this post on Instagram

🖤

A post shared by Alex Orué (@alex_orue) on

Que el Congreso de Yucatán ponga a consulta los derechos humanos pone en entredicho todo lo avanzado y es un peligroso precedente de cómo el legislativo local puede violentar lo avanzado desde lo jurídico.

Alex Orué también nos comentó que la diputada Díaz Lizama mintió diciendo que todas las iniciativas del Congreso se ponen a consulta. Y añadió que solo se han hecho consultas para nombrar a algunos funcionarios.

No les interesa consultar, les interesa diluir la discusión para validar a favor de sus prejuicios y visiones antiderechos para no resentir la presión de grupos de odio como la Red Pro Yucatán, la célula del Frente Nacional por la Familia del estado.

Tefy Ortiz, creadora de contenido creativo en YouTube

Tefy platicó a Homosensual su experiencia de vida en Mérida. Ella vivió allá un año y nos platica que en la sociedad yucateca el estatus y la validación externa son sumamente importantes, por lo que muchos LGBT+ se mantienen en el clóset. Además agrega que solo una mínima porción de la población puede vivir su orientación libremente.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Tener hermanos mayores aumentaría la probabilidad de ser gay

Solamente la gente que tiene un apellido muy conocido o que es de clase alta, con el típico privilegio de “hombre blanco cisgénero heteronormado” puede ser libre. Creo que es algo muy injusto pues toda persona debería de tener la misma libertad.

Respecto a la «consulta» realizada por el Congreso, Tefy cree que es algo «gravísimo y sin ética». Y añade que es lamentable que lejos de proteger y garantizar los derechos de las personas, el gobierno someta a consulta este tema. Además de que resulta algo ilógico e inconstitucional.

¡Basta de poner a consulta cualquier tipo de derecho! Buscamos simplemente sumar los derechos que tiene la comunidad heterosexual para la comunidad LGBT+, no pedimos nada más que eso.

Gwabir, creador de contenido online

Homosensual también platicó con Gabriel Wabi Rueda, creador de contenido para internet, quien es oriundo de Mérida. Le pedimos que nos diera su testimonio sobre cómo es vivir en Yucatán siendo LGBT+. Al respecto Gwabir coincide con lo dicho por Tefy.

Han sido escasas las veces que a mí me han hecho una grosería homofóbica, porque soy un hombre blanco, de clase alta y «popular»… ¡Qué triste que tengas que ser alguien así para evitar sufrir discriminación!

Gabriel añadió que es muy lamentable que en un estado de mayoría religiosa y conservadora no se garanticen las libertades necesarias por opiniones subjetivas de las personas. Y para concluir, él nos deja una reflexión sobre el matrimonio:

El matrimonio homosexual es un derecho civil al que todos deberíamos tener acceso sin importar la orientación sexual de una persona. Al final del día hablamos de un compromiso entre dos personas con el amor como base.

¿Esta medida es legal?

Otro argumento en contra de esta medida es que ni siquiera debería discutirse. Alex Orué recalcó que en 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya resolvió el tema del matrimonio igualitario con jurisprudencia; impedirlo sería, en teoría, un acto inconstitucional, puesto que la Carta Magna reza en el artículo 35:

Las consultas populares sobre temas de trascendencia nacional se sujetarán a: 1) ser convocadas por el Congreso de la Unión a petición de: 1) el presidente de la República; 2) el equivalente al 33% de los integrantes de cualquiera de las Cámaras del Congreso de la Unión; o 3) los ciudadanos, en un número equivalente, al menos, al 2% de los inscritos en la lista nominal de electores.

El Conapred envió un oficio al Congreso de Yucatán con motivo de este debate. En el escrito se comunicaba por qué no tendría que haber discusión. Y en caso de no legislar a favor de los derechos de todas las familias yucatecas entrarían en desacato con la SCJN. Además de que estarían institucionalizando la discriminación por parte del gobierno estatal.

No obstante, Alex Orué le dijo a Homosensual que el titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán —quien fue impulsado por los grupos de odio antes mencionados— ha declarado que algunos derechos SÍ se pueden poner a consulta. Por lo que en caso de que el Congreso decida votar en contra del matrimonio igualitario se deberá apelar a la CNDH y a la SCJN.

¡Los derechos humanos no se ponen a consulta! Hacer esto es como preguntar si alguien puede o no acceder a un servicio de salud.

Tienes que leer también: