El 18 de mayo de 2016, Costa Rica envió una solicitud de opinión consultiva a la corte de derechos humanos más importante del continente americano sobre la interpretación de la Convención Americana de Derechos Humanos sobre el reconocimiento del cambio de nombre para las personas trans y sobre el matrimonio igualitario. El pasado 24 de noviembre de 2017, la Corte fijó postura y haste el día de ayer la notificó en un comunicado.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, organismo dependiente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), aclaró que de acuerdo con la Convención Americana, tanto el reconocimiento de la identidad de género como el matrimonio igualitario son considerados derechos humanos, por lo que exhorta a los países firmantes de la OEA que legislen a favor la protección de estos derechos.

Además, aclara que el hecho de que no haya consenso en algunos países, esto no es excusa para que discriminen en contra de la población LGBT:

“La falta de un consenso al interior de algunos países sobre el respeto pleno por los derechos de ciertos grupos o personas que se distinguen por su orientación sexual, su identidad de género o su expresión de género, reales o percibidas, no puede ser considerado como un argumento válido para negarles o restringirles sus derechos humanos o para perpetuar y reproducir la discriminación histórica y estructural que estos grupos o personas han sufrido.”: Opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, la corte continental con sede en San José, Costa Rica, señala que estas deben de recibir las mismas protecciones, derechos patrimoniales y obligaciones fiscales que tienen las parejas heterosexuales. Por lo anterior, la corte rechaza la creación de figuras jurídicas aparte para el reconocimiento de matrimonios de gente gay, porque “se configuraría una distinción fundada en la orientación sexual de las personas, que resultaría discriminatoria“.

¿YA LEÍSTE ESTO?
La ONU protesta por los castigos contra los LGBT+

En cuanto al reconocimiento de la identidad de género, este organismo menciona que las personas trans tienen el derecho al cambio de nombre, la adecuación de la imagen, así como la rectificación a la mención del sexo o género en documentos en los registros y en los documentos de identidad para que sean acorde a su identidad de género. De igual forma, señala que los países deben de garantizar protocolos internos que propicien condiciones libres de discriminación. Entre las medidas que señalan como mínimas están el no exigir certificados médicos o psicológicos que resulten patologizantes, proteger los datos e identidades de las personas solicitantes, y que no deben requerir la acreditación de procedimientos hormonales y/o quirúrgicos.

Aunque este fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos resuelve de manera concreta para Costa Rica, tiene alcance para todo el continente, esto porque los países firmantes del Convención Americana de la OEA están comprometidos a acatar las desiciones de la Corte.

“Es un comunicado que resuelve de mañera concreta para Costa Rica. Sin embargo tendría que ser atendido por todos los países miembro.”: señala Lol Kin Castañeda Badillo, activista por los derechos LGBT en México y dirigente de diversidad en Movimiento.

Tienes que leer también: