Hacer o no hacer estas cosas no te hace más ni menos gay. / Foto: Sasha Kargaltsev

Creer que hacer o dejar de hacer ciertas cosas te hacen más o menos gay es totalmente erróneo. Esto solo crea estereotipos y divide a la comunidad.

Pareciera mentira, pero dentro de la misma comunidad LGBT+ existen estereotipos. Lamentablemente, entre los gays prevalecen muchos prejuicios que se exportan a la sociedad y generan discriminación, todo esto por creer en estas ideas de lo que hace o no un gay. Para que no los repliques, te contamos algunas cosas que NO te hacen más o menos gay.

Ser pasivo

Ser pasivo es un prejuicio muy marcado entre los gays. Muchos discriminan por motivo del rol sexual, lo cual es totalmente reprobable. Hay que entender algo muy puntual: el rol en el sexo de un hombre gay no lo hace mejor ni peor persona, tampoco lo hace superior o inferior a otros. Algunos relacionan ser pasivo con la sumisión y lo hacen causa de vergüenza. Pero ¿adivinen qué? Aunque seamos activos o pasivos, somos parte de la comunidad y eso no nos hace más o menos que alguien.

Ser pasivo no tiene nada que ver con quien eres ni te hace menos como persona. / Foto: Getty Images

El drag

El drag es un motivo de discriminación muy fuerte, no solo fuera, también dentro de la comunidad. Los comentarios más comunes en contra de las drags es que se ven ridículas y le dan una mala imagen a los LGBT+. Solo como dato para los que creen esto: ¿sabían que la persona que inició el movimiento LGBT+ y la lucha por nuestros derechos fue una drag? Su nombre fue Marsha P. Johnson. Además, el drag es una forma de arte, y ponerse tacones y peluca para salir a la calle requiere valor. Así que ser drag o admirarlas no te hace ridículo ni hace que des mala imagen.

El drag es un arte y hacerlo requiere mucho valor. / Foto: YouTube

Participar en la Marcha del Orgullo

Esta es una cuestión muy polémica dentro de la comunidad. Sí, aunque parezca increíble, hay miembros de la comunidad que se oponen a que haya una Marcha del Orgullo LGBT+. ¿La razón? Dicen que es un carnaval, que solo es una fiesta. Y sí, en parte tienen razón: es una fiesta de la diversidad. Pero el no asistir o estar en contra de ella no te hace menos gay e ir tampoco te hace más gay. Lo que deberíamos hacer es apoyar y no criticar, después de todo la Marcha del Orgullo nos da visibilidad y ayuda en la lucha por nuestros derechos.

Asistir a la Marcha del Orgullo debe ser motivo de eso: de ORGULLO. / Foto: Gay Santa Fe

Llevar una vida ‘buga’

Este “comentario” es muy común sobre todo en las apps de ligue. Muchos gays dicen llevar una “vida heterosexual”, y es perfectamente válido; cada quién vive a su manera. Solo hay que recordar que no debemos fomentar los estereotipos y prejuicios, y la cosa es, ¿quién dice qué debe hacer o no un gay?. No existe una “vida heterosexual” o una “vida gay”. Quizá algunos se refieran a estar dentro o fuera de lo que llaman “ambiente gay”, pero volvemos a lo mismo: relacionarte con otros miembros de la comunidad no influye en ser más o menos gay.

No existe la ‘vida hetero’, son los papás. / Foto. Pinterest

Ir a antros gays

Este punto va relacionado a lo que mencionamos en el anterior, respecto al “ambiente gay”. Hay hombres gays que evitan asistir a antros para la comunidad LGBT+ y está bien, las personas deciden dónde y cómo divertirse. Pero hay que dejar en claro que no ir a un antro gay e ir a uno buga no significa que eres mejor o superior a otros. Asimismo, si vas a un antro LGBT+, esto tampoco influye para nada en tu calidad como persona.

Los antros gays para muchos representan un lugar seguro. / Foto: Ram Bar

Jotear

Jotear 30 minutos al día es benéfico para la salud. Bueno, quién sabe, lo acabamos de inventar. Pero, a ver, por hacer esto no te va a pasar nada, no se te va a pintar la cara con los colores del arcoíris o mágicamente aparecerá un letrero sobre ti que diga “gay”, no. Muchas personas “jotean” por mera diversión y relajo, y está padre. Y si no lo haces, también. Lo que debes saber es que no está mal hacerlo y no debes juzgar a quien lo haga.

¡Jotea! Es muy divertido y relajante. / Foto: Televisa

Usar maquillaje

En los últimos años, el maquillaje ha dejado atrás el género. En el siglo pasado se creía que solo las mujeres podían usar maquillaje y, si algún hombre lo hacía, inmediatamente era catalogado como “maricón”. Pero hoy las cosas cambiaron, muchos hombres se maquillan, incluso hay empresas que usan a chicos en sus campañas. Usar maquillaje no te hace más gay, y juzgar a los hombres que lo usan tampoco te hace menos gay.

El maquillaje en los hombres se ha vuelto una tendencia muy popular. / Foto: Chanel

Usar accesorios ‘femeninos’

La ropa y los accesorios no tienen género. Entonces siéntete en total libertad de usar y vestir como mejor te plazca. Recuerda que en el estilo hay total libertad para expresarse, por lo que si eres gay y tienes ganas de ponerte una falda o quieres usar unos lentes “de mujer”, hazlo. Que no te importe lo que digan los demás. Si alguna prenda te luce fabulosa, póntela. La ropa y los accesorios no te definen.

¡La ropa NO tiene género! / Foto: Pinterest

Ser un ‘macho varonil’

Lamentablemente en la cultura mexicana el estereotipo del macho sigue presente. Aunque ya ha ido desapareciendo este paradigma que mucho daño ha hecho, muchos gays lo tomaron y lo llevaron a la comunidad LGBT+. “Soy hombre, actúo como hombre y me gustan los hombres que se comportan como hombres”, es una frase muy común entre este tipo de gays. La interrogante es: ¿cómo actúa un hombre? ¿Dónde dice cómo se hace esto? Con este estereotipo solo se reproduce la discriminación y se esparce odio.

Nadie te va a dar un premio por ser el más macho. / Foto: WWE

Cuéntennos, Homosensuales, ¿qué otra cosa no te hace más o menos gay?

Tienes que leer también:

¿YA LEÍSTE ESTO?
Las veces que Troye Sivan ha roto estereotipos: fotos