Te explicamos las diferencias entre las personas no binarias y el espectro trans. / Foto: Especial

Si no tienes muy claras cuáles son las diferencias entre las personas no binarias y las personas trans, esta nota es para ti.

Entre tantas identidades que engloba el acrónimo LGBT+, es fácil perderse un poco con los términos. Es por eso que en esta ocasión te traemos un poco de información para que entiendas mejor las diferencias entre las personas no binarias y las personas trans.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

Lo trans

Empecemos hablando por el más conocido pero no totalmente comprendido espectro trans. Lo que conocemos como espectro trans abarca dos de las tres T de nuestro bonito acrónimo. La T de transgénero y la T de transexual. Cada una significa algo distinto, y aunque en otras notas ya hemos hablado de ello —y hasta ejemplificado con celebridades—, daremos un minirrepaso para entrarle a esta nota bien y bonito.

La T, de transgénero, se refiere a una persona cuya biología no corresponde con su identidad de género, pero que no busca modificarla para adecuarla. Mientras que la T, de transexual, se refiere a una persona cuya biología no corresponde con su identidad de género, y que puede realizar un cambio para adecuarla.

Laverne Cox es un ejemplo de persona transexual, pues se identifica con el género opuesto al asignado cuando nació e inició un proceso de transición para adecuar su identidad con su físico. / Foto: Forbes

Si somos observadores, nos daremos cuenta de que el común denominador de lo trans es un término general para referirnos a personas cuya identidad de género es distinta a la que le fue asignada según su sexo.

¿Y lo no binario?

Por otro lado, lo no binario se aplica a las identidades que no se identifican como binarias (masculinas o femeninas). Y ya partiendo de ahí, las personas no binarias pueden identificarse con dos o más géneros, con ningún género, con todos los géneros o cuantas combinaciones sean posibles.

Las más conocidas son las identidades:

  • Bigénero: en la que la persona se identifica con ambos géneros y adopta para sí características, actitudes y comportamientos tanto asociados a lo femenino como a lo masculino.
Dentro de las personas no binarias, se encuentra la identidad bigénero. / Foto: National Geographic
  • Agénero: aunque puede ser expresado de formas distintas por quien se identifique como agénero, en general esta identidad se refiere a no identificarse ni con el género masculino, ni con el femenino. Puede ser porque no haya una palabra que se ajuste a su género, que no le importe o no necesite la etiqueta, o porque esa persona sea neutra con su género.
Otra identidad entre las personas no binarias es la agénero, como es el caso de la modelo Mayra Nevarez. / Foto: Athenasphere
  • Genderfluidismo: por otro lado, una persona de género fluido aunque no se identifica con una sola identidad de género, sí fluye entre varias. Usualmente se expresa como una transición o mezcla entre lo femenino y lo masculino. Pero, nuevamente, depende de cómo lo manifieste quien se identifica como gender fluid.
Un ejemplo de género fluido es la actriz y modelo Ruby Rose. / Foto: Vandal Videojuegos

¿Y entonces en qué son distintos?

Aunque técnicamente todas las personas no binarias son trans porque su género no concuerda totalmente con el asignado al nacer, no todas se quieren identificar como trans. Esto sucede por múltiples factores.

Uno de ellos es porque muchas personas asocian la palabra trans con identidades binarias donde un hombre o mujer cisgénero inicia una transición para ser un hombre o mujer trans. O por también asociarlo con el proceso de reasignación de sexo que no necesariamente representa a una persona binaria. Y también porque algunas personas sí se identifican parcialmente con el género asignado según su sexo de nacimiento, aunque también se identifiquen con otros (o con ninguno).

¿Conclusión?

En teoría, todas las personas no binarias entran en el espectro trans, pero no todas se sienten cómodas identificándose a sí mismas como trans. También hay otras identidades y teorías, como la queer, que proponen vivir la identidad de género y orientación sexual de forma fluida y sin etiquetas, pero de eso ya hablaremos en otra nota.

Esperamos haber dejado claros estos conceptos. Y si no, siéntete libre de hacernos todas las preguntas que quieras.

¿Te quedó alguna duda o tienes más información al respecto? ¡Escríbenos!