Así fue como esta diputada lesbiana puso en su lugar a troll homofóbico. / Foto: Pinterest

Esta diputada lesbiana le respondió brillantemente a un troll homofóbico que quiso usar su orientación sexual para humillarla en Twitter. Así fue como lo puso en su lugar.

Mhairi Black, diputada abiertamente lesbiana del Partido Escocés Nacional, le respondió épicamente en Twitter a un troll homofóbico que pensó que podía usar su orientación sexual para insultarla. Pero zaz, culebra. Le salió el tiro por la culata.

Como casi toda persona abiertamente LGBT+, esta diputada se enfrenta diariamente a comentarios lesbofóbicos. Especialmente en redes sociales, y más al tratarse de una figura pública. Usualmente, lo mejor es ignorarlos porque el desgaste de tratar de educar a la gente puede ser agotador. Pero, o andaba con el humor a todo lo que da, o simplemente se cansó de leer tanta ridiculez, que esta vez decidió contestarle a un homofóbico del internet.

En su tweet, un tal James le dijo:

Cuando te veo, inmediatamente pienso: lesbiana.

A lo que la Mhairi Black le contestó brillantemente:

Tienes unas inspiradoras habilidades de observación, James. Incluso estoy dispuesta a apostar que cuando las mujeres heterosexuales te ven, no piensan nada en absoluto.

¡Tómala! Gancho al hígado de tu homofobia ridícula, James. Y esta no fue la última vez que decidió, elegantemente, contestarle a un troll de Twitter.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Las mujeres favoritas de la reina Ana de Gran Bretaña

En otra ocasión, un usuario de la red social le dijo:

¿Te atraparon frotándote las encías en el parlamento? Suspensión segura. Nicola Sturgeon no debería tener adictos en su partido.

A lo que Mhairi Black contestó:

Encantada de aclarar que, en efecto, intentaba comer un KitKat que se había derretido. Ahora quisiera disculparme con mis colegas por esconder el Kitcat para no tener que compartir.

Además de ocurrente, es una persona que no tiene miedo a decir lo que piensa. En una reunión del parlamento, habló sobre la misoginia y cómo ella no ha parado de recibir ataques online tanto homofóbicos como misóginos desde que tomó el cargo. Y causó polémica cuando en esa misma reunión, dijo ante todo el parlamento la palabra cunt (coño) cuatro veces. No de forma deliberada, sino porque es el insulto que más recibe en sus redes sociales.

‘Ella necesita una patada en el coño, en su coño gutural, su coño feo, su coño de pequeño animal’. Podría suavizar esto diciendo ‘la palabra con c’ en vez de ‘coño’. Pero la realidad es que no hay suavidad cuando eres el blanco de estas palabras. Y las tienes que leer día con día, todos los días. No se puede suavizar qué tan sexualizado y misógino es el abuso.

Así que no solo es una persona con la creatividad para callar a un homofóbico con guante blanco, también es una mujer crítica que nuestras figuras públicas deberían tener como modelo a seguir.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Enfermedades mentales al reprimir la orientación sexual

Mira también: 5 libros feministas para educar a tu machito interior

¿Tú qué piensas? ¿Te gustó la respuesta de Mhairi Black?

Tienes que leer también: