El papa Francisco y el gran imán de Al-Azhar dándose un bese en una reunión interreligiosa. / Foto: El nuevo día

La fotografía que le ha dado la vuelta al mundo muestra al papa Francisco dándole un beso al gran imán de Al-Azhar.

El actual líder de la iglesia católica, el papa Francisco, se ha convertido en el primer pontífice en visitar la península arábiga, cuna del islam, motivo por el cual su visita fue muy seguida por varios medios de comunicación del mundo.

El lunes 4 de febrero, después de encabezar una reunión internacional interreligiosa ante cientos de participantes, el papa Francisco y el gran imán de Al-Azhar, Sheikh Ahmed al Tayeb, firmaron un documento en el que ambas religiones se comprometieron a “luchar contra el extremismo”.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Atrapan a familia que asesinaba a homosexuales

Mira también: ¿La religión como fuente de odio?

Cabe mencionar que el islam es la segunda religión más grande del mundo, con más de 1.3 millones de creyentes. Una de sus variantes es el sunismo, concentrando casi el 90% de la comunidad musulmana, y quienes consideran al gran imán de Al-Azhar como la máxima autoridad islámica.

El beso entre los líderes religiosos es un sello simbólico para fomentar el respeto mutuo. / Foto: Noticieros Televisa

El Documento de la Fraternidad Humana señala:

Declaramos resueltamente que las religiones nunca deben incitar a la guerra, las actitudes odiosas, la hostilidad y el extremismo, ni deben incitar a la violencia o al derramamiento de sangre. Estas realidades trágicas son la consecuencia de una desviación de las enseñanzas religiosas.

El pacto fue sellado con un simbólico beso entre los dos líderes. En las fotografías se aprecia al papa y al gran imán estrechando las manos y aproximándose para darse un beso en la mejilla, mismo que ha sido catalogado como “histórico” porque representa un gesto de cercanía entre ambas religiones.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Este es el nuevo condón diseñado en Argentina

Además, el líder católico lanzó en Abu Dhabi —capital de los Emiratos Árabes Unidos— un llamado a la libertad religiosa y al fin de los conflictos, así como evitar utilizar las religiones para justificar la violencia.

Si bien el documento quiere servir de “guía” para trabajar juntos para un futuro mejor, promoviendo la cultura y el respeto mutuo en temas de tolerancia, ahora es importante que ambas religiones se abran al diálogo y al respeto de los derechos LGBT+.

Con información de Vanguardia y El Heraldo.

Tienes que leer también: