Foto: Pink News

El príncipe Harry demuestra que el activismo también puede hacerse desde el Palacio de Kensington (residencia oficial del príncipe).

No cabe duda de que en Gales tienen al mejor (y más guapo, la verdad) príncipe de todo el mundo: el príncipe Harry. Y además de guapo, es un gran aliado de nuestra comunidad.

Esto resulta evidente luego de las declaraciones que hace unos días realizó acerca del momento histórico que está viviendo el Commonwealth, la organización compuesta por los 53 países soberanos y semiindependientes que comparten lazos históricamente con Reino Unido.

Es de dichas naciones de las que el príncipe Harry se siente orgulloso. Tras reunirse con algunos jóvenes LGBT del Commonwealth, el príncipe «lamentó profundamente» que durante periodos monárquicos anteriores se ejecutaran leyes contra las personas homosexuales.

Foto: Pink News

La conversación tuvo lugar en el marco del Foro de la juventud de la Commonwealth, realizado en Reino Unido.

Foto: Pink News

De acuerdo al último censo, 36 de 53 países continúan criminalizando a las personas homosexuales. Dichas leyes anti-LGBT fueron dictadas principalmente durante la época colonial británica, y en muchos casos no fueron derogadas.

De acuerdo con el joven Jaz Dawson, de 27 años de edad, el príncipe:

Dijo que es hora de que todos reconozcamos que su inclusión y protección de los derechos de todos, incluidos los derechos LGBT, benefician también al resto de la sociedad.

Foto: Pink News

Una de las lecciones que el príncipe Harry dio a la juventud del Commonwealth fue que «pidan una cosa a la vez, no se adelanten demasiado; pero él fue realmente solidario».

Foto: Pink News

Dawson concluyó diciendo:

Estábamos asombrados. Habíamos luchado tan duro incluso para entrar en el espacio de la Commonwealth, y luego estar hablando con la realeza porque somos activistas LGBTI, es algo asombroso.