Con reiteradas ofensas físicas y verbales, Paul atacaba a esta persona Queer. Foto: Especial

Este chico gay sufrió un terrible ataque en un autobús por parte de un hombre homofóbico.

La homofobia aún impera en la cerrada y absurda mente de algunas personas. Si bien es cierto que parece ser cada vez mayor la apertura hacia la realidad de los LGBT+, para ciertas personas aún es un tema delicado.

Kydis Zellinger, de 18 años, lo sabe. Pues hace unos días fue víctima de un terrible ataque homofóbico al abordar un autobús.

Todo ocurrió cuando Kydis Zellinger esperaba el autobús junto con un amigo. Una vez que este llegó, Zellinger le preguntó al conductor si las rutas habían cambiado, pues la parada del mismo no estaba siendo en el mismo lugar.

Un par de segundos bastaron para que la voz de un hombre (aparentemente ebrio) le exigiera dejar que el autobús avanzara.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Así le dije a mi familia que tengo VIH
Kydis Zellinger Foto: Facebook/ Kydis Zellinger

Mira también: Joven homosexual se defiende así de ataque homofóbico

Kydis Zellinger aclaró al hombre que solo estaba haciendo una consulta, todo esto sin saber exactamente de quién provenía el reclamo. Una vez en sus asientos y tras varios minutos de viaje, el mismo hombre que le gritó al subir al transporte, se acercó y lo atacó, gritándole:

Pequeño p*to marica, ¡¿a quién crees que le estás hablando así?!

Confundido, Kydis le preguntó que de qué hablaba. Pero antes de poder mantener una conversación prudente con el hombre, este le propinó un puñetazo en la cara.

En shock, Kydis pensó que ya se había terminado el desafortunado momento, pero para Paul Austin, su atacante, acababa de comenzar.

Paul se acercó de nuevo a Kydis y comenzó a golpearlo en todo el cuerpo. El chico se lanzó al piso buscando protegerse, especialmente su cabeza.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Riesgos a los que todo pasivo se expone

Kydis Zellinger relata que una mujer con la que Paul Austin iba fue la única que intentó detener el ataque. Finalmente, dicha mujer logró quitárselo de encima y ambos bajaron el autobús. Según contó Kydis en un post de Facebook, ningún otro pasajero lo ayudó.

Kydis Zellinger tras el ataque Foto: Twitter/ Bristol Live

Mira también: Habría fingido ataque a policías para ser asesinado; era homosexual y musulmán

Kydis Zellinger describe en el post que el ataque fue “completamente no provocado, innecesario y cruel”.

Paul Austin se declaró culpable de la agresión física y el delito fue clasificado por la policía como un crimen de odio por homofobia. En el momento del ataque, Austin estaba en libertad bajo fianza por un asalto realizado en agosto.

Justo cuando parece que todo va mejor para los LGBT+ aparecen momentos así, que nos recuerdan que aún falta mucho camino por recorrer.