Jussie Smollet al ser arrestado en Chicago. / Foto: Departamento de policía de Chicago

Con estos actos solo se desacredita a los verdaderos crímenes. Tristemente este actor gay engañó a todos al fingir un ataque homofóbico.

Este jueves 21 de febrero, el actor gay Jussie Smollett fue arrestado por la Policía de Chicago, luego de que se descubriera que engañó a todos fingiendo un ataque homofóbico en su contra. Según las primeras declaraciones del Departamento de Policía de Chicago, Smollett orquestó este ataque para ganar publicidad pues se encontraba “insatisfecho con su salario”.

El arresto de Jussie se da menos de 24 horas después de que fuera acusado por conducta desordenada por presentar un reporte policial falso, hecho que se castiga con una pena de 1 a 3 años de cárcel. El hecho fue anunciado en una conferencia de prensa realizada por el superintendente de la policía de Chicago, Eddie Johnson, quien declaró que Smollett pagó 3,500 dólares para llevar a cabo el ataque y agregó:

Explotó el dolor y la ira del racismo para promover su carrera.

Johnson añadió que este hecho representa una bofetada en la cara para los habitantes de Chicago y que este truco publicitario era una cicatriz que la ciudad ciertamente no merece.

Smollett declaró que el ataque le había cambiado la vida. / Foto: Breitbart

¿Un crimen de odio?

El 29 de enero, Jussie Smollett anunció que había sido víctima de una agresión racista y homófoba. Los supuestos hechos, según Smollett, habían ocurrido en un restaurante de comida rápida en Chicago, cuando dos sujetos comenzaron a insultarlo, lo golpearon, amarraron del cuello y le aventaron un sustancia química en el rostro.

¿YA LEÍSTE ESTO?
No a la ideología de género en la reforma educativa: FNF

En un primer momento, el hecho fue ampliamente condenado por personalidades del espectáculo y la política, quienes enviaron muestras de apoyo y empatía al actor. Trascendió también que una semana antes del ataque, una carta fue enviada al foro de Empire, la serie en la que participa el actor. Dicha carta contenía polvo blanco —que se determino era aspirina— y un mensaje de odio hecho con recortes de revistas.

Los agresores son en realidad extras

En sus primeras declaraciones, Smollett dijo que el ataque fue perpetrado por dos hombres blancos. Ahora se ha demostrado que esa información es falsa. Los dos supuestos atacantes son en realidad dos hermanos nigerianos, que además han participado en la misma serie que Smollett; uno de ellos es su entrenador personal.

Después de realizar el ataque, los hermanos Olabinjo Osundairo y Abimbola Osundairo abandonaron Estados Unidos. No obstante, fueron arrestados al regresar al país. En un video de las cámaras de seguridad de una tienda en Chicago, se observa cómo ambos hermanos compran pasamontañas, lentes de sol, un sombrero rojo y otros artículos un día antes del presunto ataque.

Los hermanos Osundairo ya fueron liberados, según declaró la abogada de ambos. Fuentes cercanas al Departamento de Policía indicaron que los dos se encuentran cooperando en la investigación.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Esto dice la Endosig 2018 de la homofobia en México
Los hermanos Olabinjo y Abimbola Osundairo, los supuestos atacantes. / Foto: Instagram

¿Por qué debería importarnos?

Es muy lamentable que una persona utilice los crímenes de odio para ganar popularidad. Pero es verdaderamente triste y reprobable que un miembro de la comunidad LGBT+ lleve a cabo estos actos. Como lo hemos visto en diversas noticias recientes, pareciera que los crímenes de odio van en aumento.

En lo que va del año ya fue el asesinato en México de una activista muxe en su propia casa, a un joven lo mataron y escribieron “es gay” con su propia sangre, y también ocurrió el lamentable caso de un asesinato por transfobia en Brasil donde le sacaron el corazón a la víctima. Estos son solo algunos de los crímenes que han ocurrido en las últimas semanas.

No es justo y es algo insultante que una persona use el dolor y miedo de las personas para hacerse publicidad personal. Esto desacredita a los verdaderos crímenes de odio y resta visibilidad a los mismos. Además, cuando alguien hace esto, marca la pauta para que en el futuro las personas no nos tomen en serio y nuestros derechos e integridad sean violentados.

Es deplorable y triste que las personas quieran usar el dolor para ganar un poco de dinero.

Con información de BBC, CNN y E! Entertainment.