José Roberto Díaz fue víctima de un acto homofóbico en Guatemala. / Foto: Presentes

El asesinato de un joven gay de 18 años muestra la terrible situación homofóbica que se vive en varias partes de Guatemala.

Cada día está latente la inseguridad que muchas personas LGBT+ viven al salir a la calle. Actos de discriminación o de odio se han vuelto muy común en años recientes. Desafortunadamente, el asesinato de un joven gay de 18 años expone la preocupante situación que se vive en Guatemala. José Roberto Díaz fue encontrado sin vida el pasado 25 de marzo de 2019. Su cuerpo tenía marcas de golpes e insultos homofóbicos grabados.

La madre de José y toda la comunidad LGBT+ de Guatemala han levantado la voz para exigir justicia y pronunciarse contra los crímenes de odio. El trágico hecho se da en un país donde ser homosexual no es ilegal, pero las leyes no garantizan la protección de nuestra comunidad.

Un terrible acto de homofobia

Fotografía de «Alessandra Villamizar», personaje que José Roberto interpretaba en los concursos / Foto: Nómada

José Roberto había salido del clóset con sus seres queridos desde los 15 años. Su madre, Sonia Díaz, asegura que la noticia fue dura. En su afán de «curarlo» buscó ayuda psicológica, pero finalmente decidió apoyarlo en sus decisiones como persona gay.

Al joven maquillista le interesaba el travestismo. Había participado en diversos concursos: Miss Teen Huehuetenango, Reina de Reinas Nacional Quetzaltenango y Miss Teen World Quetzaltenango. En todas sus apariciones se hacía llamar «Alessandra Villamizar». Todo el maquillaje y vestuario lo costeaba con ayuda de su madre.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Derechos LGBT+: el tema que no tocó Michelle Bachelet

Desafortunadamente, la vida de la familia cambiaría la noche del domingo 24 de marzo. Su última conexión en WhatsApp fue a las 19:37. José nunca llegó a su casa. El cuerpo del joven fue descubierto al día siguiente en un terreno baldío de la localidad de Huehuetenango. Mostraba evidencias de tortura: estaba completamente golpeado y tenía insultados que fueron grabados con un objeto punzocortante. Presuntamente José habría muerto por lapidación, según el Ministerio Público y la Policía Nacional Civil.

Una sola voz para exigir justicia

La madre de José Roberto y activistas LGBT+ se han unido para exigir justicia a las autoridades por el terrible crimen. Gabriela Morales, representante de Gente Positiva, una asociación que trabaja con personas que viven con VIH y en defensa de la comunidad LGBT+, aseguró que el acto fue realizado con «mucha saña»:

Estaba todo golpeado, tenía esas cosas escritas en su cuerpo. Sí fue un ataque brutal con mucha saña y no vamos a descartar un crimen de odio.

Familiares y activistas LGBT+ exigen justicia para José Roberto Díaz. / Foto: Nómada

Compañeros del colectivo Trabajando Unidos por Huehuetenango también se han unido para exigir justicia y pedir que los responsables reciban el castigo correspondiente. El asesinato ocurrió en uno de los países menos tolerantes con la comunidad LGBT+ en América. Expresar abiertamente la homosexualidad en Guatemala es sinónimo de miedo. Así lo aseguró un compañero de José —que prefirió estar el anonimato— en entrevista para el periódico Presentes:

Sabemos [que] existen personas que condenan la homosexualidad. Hay una sociedad moralista y religiosa que nos están vigilando. Nos van marcando, viendo quiénes somos las cabezas del colectivo para mandar ese mensaje simbólico, como lo hicieron con las marcas que le infringieron a Josecito.

Guatemala da la espalada a los LGBT+

Según el Ministerio Público de Guatemala, entre 2016 y 2018, la mayoría de los delitos que la comunidad LGBT+ denuncia son por actos de discriminación, amenazas, agresiones físicas y violencia sexual. Desafortunadamente, estas denuncias quedan impunes porque no existe la tipificación de crímenes de odio.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Desenmascaran organización de «terapias» de conversión

En abril de 2017 la diputada Sandra Morán presentó una iniciativa de ley para reformar el Código Penal para añadir los delitos de discriminación y los crímenes de odio. Sin embargo, la ley fue rechazada en el Congreso. Ante esto, la diputada volverá a presentar la iniciativa con la esperanza que sea aprobada antes del 2020.

A través de su cuenta de Twitter, Sandrá Morán lamentó la muerte de José Roberto e instó en la necesidad de tipifiar los crímenes de odio:

Lamento este tipo de noticias así como cualquier hecho de violencia en contra de cualquier persona. La violencia por odio homofóbico está invisibilizada por la sociedad y las autoridades. Insisto en la necesidad de tipificar estos delitos. Lo lamento mucho y mi solidaridad con la familia y las comunidades.

Es imperativa la creación de leyes que protejan los derechos LGBT+, así como promover la equidad y el respeto.

Con información de Nómada, Prensa Comunitaria y Presentes.

Tienes que leer también: