La jardinera entre los cruces de Florencia y Liverpool, lugar donde fue encontrado Armando. / Foto: Luis García

Un medio local ha reportado que las autoridades encontraron evidencias que podrían dar con los responsables de lo ocurrido en Híbrido.

Un nuevo giro en la historia del caso Híbrido ha salido a la luz de acuerdo con reportes de un periódico local. Las investigaciones hechas por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) han encontrado nuevas evidencias relacionadas con el asesinato de Armando «N», ocurrido en Zona Rosa, cerca del antro Híbrido el domingo 7 de julio.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

El periódico ContraRéplica ha dado a conocer que la SSC ha encontrado en las cámaras de seguridad ubicadas en el antro a uno de los presuntos responsables de la muerte de Armando. Según reporta el mismo medio, ellos han dado con testigos que tienen más información del altercado que desembocó en la perdida de la vida de Armando.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Homofóbico agrede a pareja de lesbianas y a su hijo

Según los testimonios recogidos por ContraRéplica, el pleito inició al interior de Híbrido. En la nota del medio se reporta que presuntamente Armando estaba repartiendo sustancias ilegales adentro del antro. Esta acción provocó que miembros de un grupo delictivo le reclamaran pues supuestamente «les estaba quitando ventas».

Esta es la imagen del supuesto culpable, publicada por la persona que obtuvo la información:

La pelea continuó afuera

La redacción de ContraRéplica indica que sus testigos afirman que luego de que se iniciara el pleito adentro de Híbrido, la víctima y los agresores salieron del lugar. Y fue en el exterior donde siguieron los golpes y posterior muerte del joven.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Policía de Monterrey levanta a drag queen

Las testificaciones recogidas por el periódico también aseguran que el personal de seguridad solo intervino para que el hecho de violencia ocurriera a las afueras del establecimiento.

Esperemos que la tranquilidad y seguridad vuelvan a Zona Rosa. Y que ese refugio donde la comunidad LGBT+ podía ser libre y sentirse segura no continúe con esta ola de violencia que la azota.

Ojalá en algún momento Zona Rosa se vuelva a convertir en el santuario que era para los LGBT+.

Con información de ContraRéplica