A este homofóbico no le toleraron sus bromistas y lo mandaron a la cárcel. / Foto: Tumblr

A este jovencito homofóbico le pareció una gran idea amenazar, insultar y gritar. La buena noticia es que terminó en la cárcel.

Siempre debemos tener cuidado con las bromas que hacemos, porque rebasar los límites puede salirnos muy caro. Tal es el caso de un jovencito que creyó que sería muy gracioso hacer una “broma” en la que amenazaba con bombardear un antro gay ¡en Florida!, motivo por el cual terminó en la cárcel.

A Randolph Goodwin, de 18 años, se le hizo fácil hacer una llamada telefónica al bar Twisted Rooster, en Florida. Primero preguntó sus horarios y si era un bar gay. Cuando le respondieron afirmativamente a esta ultima pregunta, Randolph comenzó a lanzar amenazas. Además de gritar e insultar a los empleados, aseguró que lanzaría una bomba y haría explotar el bar.

¿YA LEÍSTE ESTO?
¿Cuántos tipos de homofobia existen?

Mira también: Agreden en vía pública a joven homosexual en Culiacán

Los encargados del lugar llamaron al departamento de policía de West Melbourne para alertar de las amenazas. La policía pudo rastrear la llamada y lograron detener al “bromista” que, asustado, juró que solo se trataba de una broma. El jovencito fue arrestado por lanzar una amenaza de bomba y se le impuso una fianza de 5000 dólares (unos 95.000 pesitos). ¡Ándele por chistoso!

Goodwin, el joven que quiso hacerse el chistoso. / Foto: Policía de West Melbourne

El Departamento de Policía revisó el establecimiento y aseguró que no había ningún indicio de bomba y el lugar era seguro. Este bar gay se encuentra a solo una hora de camino del bar Pulse, donde fueron los atentados en 2016, por lo que la policía y los dueños del lugar fueron demasiado cautelosos con esta amenaza. En un post de Facebook, los encargados declararon:

¿YA LEÍSTE ESTO?
¿Es correcto el término «incongruencia de género»?

Twisted Rooster fue uno de los negocios locales que recibió esta amenaza. Hemos actuado lo antes posible. No toleraremos ningún tipo de crimen de odio y esto se acaba aquí. Somos fuertes y continuaremos con nuestro bar SIN ETIQUETAS para esta COMUNIDAD. NOS AMO.

Mira también: El poderoso discurso de Ellen Page contra la homofobia

Para que aprendan, homofóbicos. Sus bromitas pueden salirles muuuuy caras. A ver si después de esto más personas la piensan dos veces antes de andar con chistecitos.

Con información de Miami Herald y Advocate.