Homofóbicos desean quemar niños gays y su constante acoso no lo puede detener ni su propio instituto. / Foto: Especial

Esta escuela apoya la inclusión y aceptación de los LGBT+, pero un grupo de homofóbicos no está de acuerdo con ellos y amenaza con hacer esto.

La escuela secundaria Botwood Collegiate es una escuela canadiense que apoya a la inclusión y la aceptación de personas LGBT+. Un modelo educativo que, sin duda, hace mucha falta en Latinoamérica.

Lamentablemente, la institución no está libre de ser blanco de ataques o amenazas. Junto con integrantes de la Gay-Straight Alliance (GSA), el Botwood Collegiate expuso a medios locales las disputas que existen con un sector de estudiantes que se oponen a la existencia de derechos para la comunidad LGBT+.

Los estudiantes compartieron con la cadena de noticias CBC que unos carteles colocados dentro de la escuela por GSA con los colores del arcoíris (símbolo adoptado por los LGBT+) fueron quitados casi de inmediato por los alumnos que no estaban de acuerdo. A algunos de los carteles les sobrepusieron otro cartel con la leyenda ‘orgullo heterosexual’.

Mira también: Chico realiza amenaza de bomba a escuela contra chicos gays

Homofóbicos desean quemar niños gays y su constante acoso no lo puede detener ni su propio instituto. / Foto: CBC – Daniel Peckford

Una de las integrantes de GSA, Ashley Hoskins, aseguró que todo comenzó con el vandalismo reiterado con los carteles y calificó la disputa como una especie de “guerra civil dentro de la escuela”.

Pero todo cambió cuando comenzaron a recibir amenazas de muerte…

Hoskins confesó que parte de las amenazas eran “deseos de otros por que estudiantes murieran”. Prenderles fuego dentro de una caja y arrojarlos al río eran parte de los mensajes intimidantes que recibían.

Mira también: Niña propone ayudar a compañeros LGBT+ y su escuela reacciona así

Homofóbicos que aseguran querer quemar niños gays son los mismos que han hostigado constantemente a los LGBT+. / Foto: CBC – Daniel Peckford

Algunos estudiantes, según Ashley, llegaron a faltar durante días a la escuela, pues sentían que corrían un peligro real y constante ahí. Los estudiantes de GSA comparten que la escuela no sido capaz de detener este constante acoso, lo único a lo que ha podido recurrir es a la suspensión de los acosadores por varios días, algo que no hizo que se detuvieran.

¡Qué terror da saber que hay gente dispuesta a esto! Necesitamos ponerle un alto al acoso hacia los LGBT+.

Con información de CBC.