¡Así se responde a los homofóbicos! / Foto: Especial

Así se deja callados a los intolerantes. Un joven recibió una carta de una iglesia homofóbica y este les cerró la boca con su respuesta.

A los intolerantes les parece muy buena idea ir esparciendo odio con sus palabras. Sin embargo, esta vez se encontraron con alguien que no estuvo dispuesto a soportar su verborrea. Luego de recibir un mensaje bastante desagradable de una iglesia homofóbica, este joven alzó la voz y le tapó la boca a la institución. MIRA LO QUE DICE LA ONU DE LOS DISCURSOS DE ODIO CONTRA LOS LGBT+.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

Todo comenzó cuando Dylan Settles recibió una carta de la capilla del bosque de la iglesia general bautista —a la que él asistía— en Arkansas, Estados Unidos. En la misiva, la institución señalaba que se habían enterado de la ‘forma de vida’ que el chico llevaba, esto en referencia a la orientación sexual del muchacho. La iglesia señaló en el texto que ser gay es algo incorrecto.

Aunado a ello, el mensaje decía que las personas deben ser responsables ‘de sus actos y decisiones’, como si la orientación sexual fuera una elección personal. Y no solo eso, también amenazaban a Dylan con la ‘condena de sus pecados’. ESTAS SON 10 COSAS TERRIBLES QUE LAS RELIGIONES HACEN Y LOS LGBT+ NO.

Él es Dylan Settles. / Foto: Twitter (@settlesdylan)

Una respuesta épica

Afortunadamente, Dylan no se quedó de brazos cruzados y dio una respuesta buenísima. Él mismo escribió otra carta donde señalaba que aunque mucho tiempo se sintió culpable de ser gay, pudo superar esos sentimientos negativos. ENTRA AQUÍ Y CONOCE LA RELIGIÓN QUE CONDENA LA HOMOFOBIA.

Además de esto, Dylan señaló que amaba a su novio y que al tomarlo de la mano y ver sus ojos no podía contemplar un pecado en esas acciones.

«Viendo al mundo actual, es obvio que lo que necesitamos es más amor».

Finalmente, Dylan llevó personalmente la carta hasta la iglesia que lo rechazó y juzgó por ser LGBT+. Él nunca recibió una respuesta de la institución. Este es el video con la respuesta de Dylan:

No se trata de ponerse a la defensiva; sin embargo, no es correcto tolerar los discursos de odio. Nadie debe ser atacado, ni de forma física, ni verbal. AQUÍ TE DECIMOS CUÁNDO UNA PALABRA SE VUELVE UN INSULTO HOMOFÓBICO.

Qué bueno que este chico no se quedó callado y puso en su lugar a esta iglesia homofóbica.