¿La homosexualidad es o no genética? Imagen del genoma humano / Imagen: El Universo

¿Existe un gen gay? ¿La homosexualidad es o no es genética? ¿Ser gay es una decisión o una predisposición? Continúa leyendo para averiguarlo.

Durante mucho tiempo, la pregunta ha estado latente: ¿la homosexualidad es o no es genética? Muchos grupos en contra de los derechos LGBT+ argumentan que la homosexualidad “no es natural” y que, por lo tanto, se trata de una elección que se toma por depravación.

Pero ¿qué es lo que dice la ciencia al respecto? Natalia López Moratalla, catedrática universitaria e investigadora en las áreas de Bioquímica y Biología molecular, escribe en su artículo “Dinámica cerebral y orientación sexual. Se nace o se hace homosexual: una cuestión mal planteada” la respuesta a esta pregunta, explicando cómo se desarrolla el cerebro en la gestación y la diferencia entre la homosexualidad masculina y la homosexualidad femenina.

Construcción del cerebro del varón y del cerebro de la mujer

Los cromosomas XX y XY son los que definen el sexo del individuo. / Imagen: Okdiario

Durante la gestación (o sea, cuando somos fetos ingenieros), los cromosomas son los responsables de diferenciar si uno nace niño o niña, desde los genitales hasta el cerebro. Si no pusiste atención en tus clases de biología, te recuerdo que los cromosomas XX definen al feto ingeniero como mujer y los XY como hombre. ¿Capicci? Bueno, sigamos.

El gen X (heredado por la mamá, OBVIO) puede recibir de manera óptima o deficiente los andrógenos, que son las hormonas que desarrollan las características masculinas secundarias, y que se desarrollan en la pubertad. Es decir, que el gen heredado por nuestra mamá y su capacidad de recibir grandes o pocas cantidades de andrógenos es fundamental en nuestro desarrollo sexual.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Conoce a la tierna pareja gay de flamencos

La homosexualidad en los hombres

Por el cromosoma Y ya se define el sexo masculino, pero los andrógenos y cómo los reciba el cromosoma X puede definir la orientación sexual / Foto: Libertad Digital

Según la catedrática Natalia López Moratalla, la homosexualidad masculina ocurre cuando el cromosoma X no recibe los andrógenos de manera óptima. Es decir, en el momento en que los andrógenos quieren entrar al genoma de un individuo y el cromosoma X dice “ahorita no, joven”, este nace con tendencias homosexuales.

“¡Sí, p*rra, trabaja!” / Imagen: Gfycat

De hecho, Natalia menciona que la bisexualidad masculina innata no existe, sino que un hombre o es gay o es heterosexual, pero que puede desarrollar conductas bisexuales dependiendo de su entorno. ¿Estás de acuerdo con ella? Ayúdanos con tus comentarios en la parte de hasta abajo.

La homosexualidad en las mujeres

Debido a que nosotras tenemos dos cromosomas X que reciben andrógenos, nuestra paleta de orientación sexual es muy amplia, según Natalia/ Foto: Vietnam Plus

A diferencia de los hombres, las mujeres poseemos dos cromosomas X. Ambos pueden ser buenos receptores de los andrógenos. Ambos pueden ser receptores deficientes, o bien, uno puede ser eficaz y el otro no. En el primer caso, donde ambos cromosomas XX son buenos receptores, se da incluso una masculinización del cerebro. Es por esto que muchas mujeres son cisgénero pero gustan del estilo butch. Por otro lado, la heterosexualidad femenina se da cuando ambos genes son malos receptores, según la catedrática.

Las lesbianas butch cisgénero tienen un cromososoma X que se resiste un poco a los angrógenos. / Foto: Euro Left

Y ¿qué ocurre cuando un receptor es bueno y el otro malo? Bueno, pues puede ser el caso de una mujer medio ruda pero que es heterosexual o bien es una mujer bisexual o “bicuriosa”. De hecho, esto explica por qué algunas mujeres lesbianas llegan a tener encuentros heterosexuales.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Presidente asegura que se 'curó' de la homosexualidad

Otras fuentes y teorías

William Kremer, de BBC, menciona en su artículo “¿Realmente la homosexualidad es genética?” que hay un mecanismo “desconocido” en el cromosoma X del código genético masculino que ayuda a las mujeres de la familia a tener más bebés, pero puede llevar a la homosexualidad en los hombres. Esto confirma lo establecido por Natalia López Moratalla.

La revista Muy Interesante dice:


Algunas hipótesis sostienen que la homosexualidad se gesta durante la etapa intrauterina; es decir, antes del nacimiento del bebé. Y que está ligada a los cambios hormonales en el cuerpo de la madre, ya que los niveles de testosterona influyen en el desarrollo de ciertas áreas cerebrales implicadas parcialmente en la atracción sexual.

Entonces, ¿la homosexualidad es o no es genética?

La respuesta es: ¡sí! Nacemos con una predisposición genética a la homosexualidad, y esta se refuerza por las influencias positivas o negativas con las relaciones familiares y sociales. ¡Trágate esa, papu!

SÍ hay una tendencia genética a la homosexualidad. ¡Yas! / Imagen: Giphy

Los genes de nuestra madre son los que deciden si somos gays o no. ¡Gracias, mami!

Con información de Aebioética, BBC, Muy Interesante.