“No puedo, con buena conciencia, silenciar sus últimas palabras”.

Dar una noticia sobre la muerte de un miembro de nuestra comunidad siempre es fuerte. En este caso, se trata de un adolescente de 17 años llamado Max que decidió quitarse la vida debido al hostigamiento que sufría por parte de sus compañeros y personas a su alrededor.

Luego de la noticia sobre el suicidioun pastor dedicado a la orientación de jóvenes homosexuales decidió no pasar desapercibida la muerte de Max, a través de su cuenta de Twitter.

Peter Delacroix es el pastor que estuvo en contacto con Max antes de que tomara esta difícil decisión que no solo lo afectaría a él sino a su familia y el resto de personas que lo amaban.

Delacroix relata que un sábado cualquiera encontró en su bandeja de entrada un mensaje de Max con el que se despedía de él. El pastor salió de inmediato rumbo a la casa de Max, sin embargo, llegó tarde.

Con la autorización de la abuela de MaxDelacroix pudo compartir la nota de suicidio. Según él, “no puedo, con buena conciencia, silenciar sus últimas palabras”.

Y aquí, las palabras de Max:

Querido mundo:

Eres feo y sucio y me haces sentir feo y sucio. He escuchado toda mi vida que soy un pecador aunque amo a Dios y me gusta pensar que Dios también me ama.

Lo siento Jack que no te haya besado ese día. Lo siento Pastor Pete, pero por favor no estés triste. Sobre todo, lo siento, abuela, porque sé que trataste de amarme mucho cuando nadie más lo haría. Lamento haberte decepcionado. Lo siento pero estoy cansado de todo el odio.

Estoy cansado y quiero dormir para siempre, pero tal vez me despertaré en el Cielo y allí no habrá odio y solo amor. Nadie me llamará con apodos hirientes ni me pegará ni me recordará mi lugar accidental aquí.

Todos los días veo las noticias y veo el odio contra personas como yo y me doy cuenta de que no tengo futuro. Este país que no reconozco ya me odia y hace leyes para castigarme solo porque soy gay.

Me odian porque amo demasiado y amo demasiado mal. Aprendí que mi tipo de amor es malo. Lo escuché lo suficiente como para creerlo hace mucho tiempo.

Todos los días llega alguien que me dice que no valgo nada y mi amor, cuánto amo, a quien amo es una afrenta a Dios como si alguien realmente conociera la mente de Dios.

Amo las cosas bellas y lloro cuando se van. No hay más belleza en el mundo. Ha sido reemplazado con esta cosa alienígena llamada odio. La gente mala mató a todas las cosas hermosas. Este no es un mundo en el que quiero vivir

Esta es mi elección, la única opción que me dieron y es solo mía.

Te amo pero no voy a extrañar nada de esto y no creo que al final me extrañarán mucho en un mundo que me mira como si fuera algo sucio que encontraron en la parte inferior de sus zapatos.

Lo siento, era débil y me encantaba demasiado.

Max

En respuesta a las palabras de Max, el pastor Delacroix escribió una serie de tweets donde hablaba de la relación con Max y animaba a otro chicos como él, en situaciones similares y bajo el influjo de pensamientos suicidas, que buscaran ayuda de inmediato para que la situación no se volviera a repetir.

Gracias a todos por sus amables palabras para Max. Desearía poder responderle a todos, pero tengo algunas cosas importantes que hacer. Tengo otros 13 niños queer en mi grupo que necesitarán mucho apoyo en este momento. No quiero perder a más de ellos.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Policía de Monterrey levanta a drag queen