"Los niños visten de azul y las niñas de rosa", el origen de la absurda creencia / Foto: Youtube

¿Por qué si usas rosa y eres hombre eres ‘maricón’ y si usas azul y eres mujer eres ‘marimacha’? Hablemos un poco sobre el género y los colores.

Durante los últimos años se ha mantenido y alimentado la absurda creencia de que los colores y el género de una persona van de la mano. Solo hace falta hacer un poco de memoria para recordar los tiempos en los que el bully de la escuela se aventaba la puntada de intentar ofenderte llamándote “niña” si portabas algún accesorio u objeto de color rosa —siendo hombre— , insulto que después evolucionaría a “maricón”. O bien llamarte “marimacha” por ser mujer y ponerte algo azul.

Estos insultos provocados con base en los colores que usas se deben a una creencia relativamente reciente, pues esta forma de pensar evolucionó por un motivo que ni te imaginabas.

La absurda creencia de “los niños de azul y las niñas de rosa” aún prevalece en nuestra sociedad. / Foto: IStock

Mira también: Vivir entre el rosa y el azul

El inicio de todo se da a principios del siglo XX, en Occidente. Antes de ese momento, estos colores no tenían connotación alguna con respecto a los roles de género. De hecho, es todo lo contrario: la asociación de estos colores comenzó siendo “a la inversa”. El color rosa era algo que aludía a los de niños, mientras que el azul, a las niñas.

Para los niños —antes de 1920—, se consideraba al color rosa como un tono apropiado para ellos, esto porque era percibido como un tono fuerte y decidido (aunque en una tonalidad más baja, el rosado se acercaba a la intensidad del color rojo, intensidad por la que consideraban ‘apropiada’ la idea de la pertenencia al varón).

Por su lado, el color azul se consideraba más delicado, asociándose así a las mujeres. La publicaciones y los anuncios de aquel entonces mostraban el uso y la ‘apropiación’ de estos colores según el género.

“Los niños de azul y las niñas de rosa” es una creencia que no siempre existió. En este anuncio de ADVANCE se puede apreciar a una niña vestida de azul. / Foto: EID Archivo

El inicio de todo

Todo cambió unos años más tarde, justo por 1940. Durante la Segunda Guerra Mundial, los fabricantes de ropa decidieron que el rosa era para las niñas y el azul para los niños. Resulta ser que el uso en los colores de los soldados añadía el color azul a la vestimenta. Aunque no lo hacía en su totalidad, esta tonalidad se mantenía presente acompañada de colores marrones o grises. Ahora, el uso de estos colores sería implementado —aunque poco a poco— por grandes almacenes en Estados Unidos.

¿YA LEÍSTE ESTO?
YouTube estrena documental por Mes del Orgullo

En los años 60 y 70 prevaleció cierta neutralidad con respecto a los colores y el género. Toda idea de neutralidad se desechó con el avance en la ciencia y la llegada de las pruebas prenatales. Gracias a estas, los padres ya podían conocer el sexo de su bebé con tiempo de anticipación al nacimiento. El auge de esto lo aprovecharon los almacenes y minoristas, quienes volvieron a ofrecer “el rosa para las niñas” y “el azul para los niños”.

La idea de que los niños tienen que ir vestidos de azul y las niñas de rosa aún prevalece en nuestra sociedad, algo por demás absurdo. / Foto: TICbeat

Mira también: Óscar Espirita: si el rosa es de las niñas, el azul es del mar

Esta errónea y absurda idea aún prevalece en nuestra sociedad

Hace unos días, Damares Alves, quien es ministra de la Familia y los Derechos Humanos en Brasil, hizo una polémica declaración que conmocionó a muchos. En un video, la también pastora evangélica se aprecia festejando la ”llegada de la nueva era en Brasil’’ en la que “los niños visten de azul y las niñas de rosa”.

Sus palabras fueron condenadas por ”herir la libertad individual y el derecho a la autodeterminación y dignidad de la población transexual”, según la Asociación Nacional de Travestis y Transexuales. Pero Alves no se mostró arrepentida.

“Maricón, el rosa es de niñas”.

Pero ¿por qué estos colores se usan actualmente para asociarse a la sexualidad de un individuo? No es un secreto que el machismo arraigado prevalece en nuestra sociedad. Asociar la homosexualidad con la parte femenina de una persona como una definición absoluta de un hombre que gusta de otro o de una mujer que gusta de otra, sigue siendo el pan de cada día.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Conoce el famoso 'Tamal de arcoíris' de Tlaquepaque

La retrógrada idea de que todo homosexual busca parecer, verse o sentirse como una mujer, aún no desaparece. Homofóbicos y acosadores de los LGBT+ han intentado durante años señalar a las personas del colectivo como ‘invertidas’. En el caso de los hombres es aún más absurdo, pues el señalamiento es como si ser mujer se tratara de algo malo.

De ahí se entiende que el ataque por el uso de un color que se cree que es femenino ”te hace diferente”, ”te hace malo”, ”te hace gay”.

No todo está perdido

La nuevas generaciones están buscando reivindicar esta idea que, por absurda que parezca, trae desinformación para nuestro colectivo y alimenta una idea errónea de lo que una persona LGBT+ es, busca o necesita.

Estefi es una vlogger con un canal en Youtube (Verdeliss) que ya supera más del millón y medio de seguidores. Su contenido lo enfoca en su vida diaria con su familia. Una joven madre que —junto con Aritz, su pareja— muestra su día a día con sus seis hijos. La educación, diversión y cotidianidad que los pequeños viven son actividades acompañadas de poderosos mensajes de inclusión, respeto y normalización en temas que en muchas sociedades aún son tabú.

Julen —quien hasta hace unos meses era el menor de los hermanos— llegó a aparecer con las uñas pintadas en los videos diarios, trayendo gran asombro para muchos internautas que siguen sus videos. Sin embargo, ella ha explicado que esto solo se trata de su pequeño divirtiéndose con colores, situación que ha sido aplaudida por sus seguidores.

Sin duda hay mucho camino por recorrer y muchas incongruencias con las que terminar. ¿Qué te parecen las declaraciones de Damares Alves, Homosensual? ¿Crees que los niños deben vestir de azul y las niñas de rosa?

Con información de Gizmodo y Ser Padres.