¿A favor o en contra? / Imagen: Especial

La aprobación del matrimonio igualitario debería ser una realidad en todo el país, pero ¿antes tendría que ser sometido a consulta?

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ya ha emitido un dictamen a favor del matrimonio igualitario. No obstante, hay estados que siguen en desacato a esta ordenanza de la SCJN. Asimismo, algunas entidades incluso han puesto sobre la mesa la posibilidad de someter este tema a una consulta ciudadana. En esta nota te explicamos por qué esto no debería ser así.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

Recientemente se rechazó la aprobación del matrimonio igualitario en Yucatán y Zacatecas. De igual forma, la legislación de este tema se suspendió de forma indefinida en el Estado de México. Sumado a ello, en dicha entidad, la bancada del PAN propuso hacer una consulta ciudadana sobre las uniones entre personas del mismo sexo.

Homosensual habló en exclusiva con Alex Orué, activista LGBT+ y director de It Gets Better México, sobre las consultas populares que algunas entidades proponen hacer para aprobar o no el matrimonio igualitario. AQUÍ PUEDES LEER ALGUNOS MITOS QUE HAN SURGIDO EN TORNO AL MATRIMONIO HOMOSEXUAL.

El matrimonio igualitario ya ha sido protegido por la SCJN. / Foto: El Universal

Los derechos humanos no se consultan

El matrimonio igualitario constituye un derecho para las personas LGBT+. Pese a lo que puedan decir los grupos y personas antiderechos puedan argumentar, con la aprobación de las uniones entre personas del mismo sexo se pone en una igualdad de oportunidades a este sector de la población.

Por este motivo, Alex Orué señaló que un tema tan importante no debe ser puesto a consulta, pues la voluntad de las mayorías no debería vulnerar los derechos de las minorías.

«En México ningún tema de derechos humanos puede ser sometido a consulta».

Por su parte, Enrique Torre Molina, activista y consultor en temas LGBT+, mencionó en exclusiva para Homosensual que no se trata de un asunto de popularidad o que deba ser consultado a la población. Al tratarse de derechos humanos debe legislarse a favor de estos.

«Como lo ha repetido la Suprema Corte, el matrimonio igualitario tiene que ser una realidad en todos los estados del país y los que siguen poniéndole obstáculos ya van tarde».

El matrimonio igualitario ha sido rechazado dos veces en Yucatán / Foto: Miradas Libres

El tema ya está aprobado, solo hace falta quitar barreras

Finalmente, Alex Orué comentó que ya no se está buscando una aprobación de este tema. Lo que se pretende es que las parejas LGBT+ puedan casarse de la misma forma que lo hacen los heterosexuales. Sumado a ello, el activista comentó que las decisiones de la SCJN no pueden apelarse y deben ser acatadas por todas las entidades.

«A los congresos estatales les toca legislar congruentemente para erradicar la discriminación a las parejas LGBT+ y proteger a todas las familias».

Por estos motivos es que resulta incoherente siquiera pensar en que se planteé la posibilidad de poner a consulta un tema tan delicado como son los derechos humanos. POR CIERTO, AQUÍ PUEDES VER CÓMO LUCHAN LOS PAPÁS DE INFANTES Y JÓVENES TRANS POR LOS DERECHOS DE SUS HIJOS.

Más claro ni el agua, el matrimonio igualitario debe ser aprobado sin ser sometido a consulta, pero sobre todo dejando de lado a los prejuicios y la discriminación.