Una menor fue víctima de abuso y discriminación por parte de su familia. / Foto: DNA India

Una vez más el odio y la violencia se hicieron presentes. El padrastro de una menor de edad abusó de ella por ser lesbiana.

Creemos que vamos avanzando y que el mundo es cada día un lugar más seguro para la comunidad LGBT+. Estamos equivocados, a América Latina le falta un largo camino por recorrer en materia de derechos. Ahora nos encontramos con un acto verdaderamente inhumano: el padrastro de una menor de edad abusó de ella por ser lesbiana.

El Movimiento de integración y liberación homosexual (Movilh), denunció el abuso que sufrió una menor de 14 años en Chile a manos de su padrastro. De acuerdo a Movilh, los hechos ocurrieron en la casa de su madre, donde vivía con el padrastro. Según la denuncia interpuesta por dicha organización, la menor en primera instancia acudió con su madre, quien la ignoró y decidió enviarla con el padre biológico.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Ciudades mexicanas con más crímenes de odio

Mira también: ¡Homofobia en la UANL!: “Te lo mereces por lesbiana”

Sin embargo, lejos de recibir apoyo por parte de su padre, nuevamente fue víctima de agresiones, pues su padre la golpeó y secuestró desde el 14 de enero. El motivo de los golpes —según la denuncia— era para “sacarle el mal” porque “merecía la violación por ser lesbiana”. Además mencionó que en ocasiones previas, el padre ya había golpeado a la menor por su orientación sexual. Ahora esta chica se encuentra a la espera de que se haga justicia ante este horrible crimen.

¿Cómo está la situación en Chile en materia de derechos LGBT+?

Aunque pareciera que Chile es un país progresista, la realidad es otra. Desde el 2017 la expresidenta Michelle Bachelet envió al Congreso un proyecto de ley para el matrimonio igualitario; al día de hoy sigue sin ser aprobado. Según datos de Movilh, también a partir de 2017 los casos de homofobia y transfobia aumentaron en 45%.

¿YA LEÍSTE ESTO?
5 formas de sensibilizar a un homofóbico

Mira también: 6 cosas que pasan en las terapias de conversión

Lamentablemente, estos casos son cada vez más comunes en todo el mundo. Tristemente hay personas que apoyan estos actos como una “terapia”. En su ignorancia creen que podrán “curar” la orientación sexual de la persona y no se dan cuenta del daño y el trauma que le provocan.

¡Exigimos justicia y que nadie más sufra por ser LGBT+!

Con información de 24 horas.