Foto: Código Nuevo

Los ECOSIG atentan contra los derechos humanos de las personas de la comunidad LGBT+; incluyen tortura y prometen modificar la orientación sexual y la identidad de género.

Los ECOSIG son los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género. Estos ‘esfuerzos’ suelen ser realizados en su mayoría a jóvenes y niños que dan a conocer su verdadera orientación sexual o identidad de género, cuyos padres —e incluso a veces los mismos jóvenes— creen que es una enfermedad que se puede “curar”.

De acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), existen ‘profesionales’ de la salud, terapeutas e incluso instituciones académicas que imparten y hasta promueven este tipo de prácticas fraudulentas que violan los derechos humanos de las personas LGBT+.

Los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (ECOSIG) atentan contra la dignidad y la salud física y emocional de las personas, sometiéndolas a terapias de conversión que incluyen ‘métodos’ crueles como violaciones correctivas, tortura física y psicológica, terapia electroconvulsiva —mejor conocida como de electroshock—, pláticas terapéuticas, tratamientos hormonales, esterilizaciones, cirugías y abuso verbal; con todo esto, esperan que se pueda “sanar al enfermo”.

Algunos de los derechos humanos que se están violentando al permitir que los ECOSIG continúen son la discriminación por su orientación sexual o identidad de género; derecho a la libertad, a procrear, a formar una familia, al matrimonio igualitario, entre otros.

Foto: pinknews.co.uk

Mita también: Diputada del PAN cree que las terapias de conversión son derechos humanos

Jacqueline L’Hoist, presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de CDMX (COPRED) expresó su opinión al respecto por medio de Twitter:

El amar nuestro género no tiene que ser un espacio en donde la otredad lo vea como una enfermedad o lo vea como un crimen. No podemos seguir permitiendo que las personas gay, lesbianas, bisexuales o trans sean sujetas a estos tratos inhumanos, denigrantes, estos tratos de tortura.

¡No a los #ECOSIG!

Con información de CONAPRED y Health and Human Rights Info.