Carolina Garza, vocera del Frente Nazional por la familia, dijo no permitiría el matrimonio igualitario. / Foto: Mientras Tanto MX

Sin importarles los derechos de las personas, un grupo de religiosos pidió al gobernador del Nuevo León vetar el matrimonio igualitario.

El lunes 25 de febrero integrantes de grupos católicos y evangélicos acudieron al Palacio de Gobierno para pedir al gobernador, Jaime Rodríguez Calderon, vetar el matrimonio igualitario en Nuevo León. Esto luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenará su aprobación en dicho Estado.

Al menos 20 integrantes de grupos “defensores” de la familia se reunieron primero en el Congreso estatal y luego en el Palacio de Gobierno, exigiendo que se invalide la sentencia de la SCJN para modificar el Código Civil de Nuevo León.

A pesar de sus diferencias y muchos enfrentamientos entre católicos y evangélicos, en esta ocasión se unieron para luchar contra los derechos de las personas. La señora católica Carolina Garza, miembro de este colectivo, declaró a los medios presentes:

¿YA LEÍSTE ESTO?
Years and Years: la nueva serie incluyente de la BBC

Él es el Poder Ejecutivo y sabe perfectamente que Nuevo León es un estado soberano y autónomo, y él podría cambiar o vetar esta modificación y que en Nuevo León siga la institución de la familia y la institución del matrimonio.

Miembros de grupos religiosos a las afueras del Congreso. / Foto: Animal Político

Según este grupo “defensor” de la familia y los valores, no se debe legislar en favor de las minorías. Y, también según ellos, todos debemos acatarnos a lo que piense la mayoría. Al parecer no les importa si la petición de esta supuesta mayoría violenta nuestros derechos.

Carolina Garza agregó que “la gran mayoría” está a favor del “matrimonio natural” que se formó mucho antes que la sociedad y protege a la familia para que se desarrollen “ciudadanos íntegros”. Y añadió este mensaje dirigido al Congreso:

Así es que no legisle y que recuerden que deben de hacerlo conforme la mayoría de la gente y no minorías, nosotros respetamos las preferencias [sic] sexuales de las personas, ellos pueden hacer de su vida lo que quieran, pero no pueden imponer y venir a dañar el matrimonio.

La comunidad LGBT+ se defendió

Miembros de la comunidad LGBT+ neoleonesa también se presentaron para defenderse a las afueras del Palacio estatal. Algunos activistas acudieron al lugar para defender el derecho al matrimonio igualitario. Durante la protesta hubo algunos enfrentamientos verbales con el grupo de religiosos que no pasó a mayores.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Querétaro y Mauricio Clark buscan estafar a la gente
La comunidad LGBT+ de Nuevo León cuenta con el amparo de la corte. / Foto: Infobae

Mario Rodríguez Plata, activista LGBT+ en Nuevo León, estuvo presente y dijo a los medios de comunicación que espera que el Congreso legisle a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, pues la SCJN ya emitió un dictamen al respecto en el que califica como inconstitucional negarle a alguien el derecho a casarse. Rodríguez Plata agregó que ni el gobernador ni el Congreso pueden desacatar una orden de la SCJN, y concluyó:

Si sale publicado hoy en el Periódico Oficial en una hora pueden ir a casarse y si no tienen los formatos los pueden poner en desacato; son ignorantes de la ley, la Suprema Corte es el máximo tribunal constitucional y puede decidir sobre derechos humanos.

Cabe mencionar que la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León está de acuerdo con el fallo emitido por la SCJN que avala el matrimonio igualitario. Al respecto, la presidenta de la comisión, Sofía Velasco Becerra, comentó:

El reconocimiento del matrimonio igualitario es parte del actual marco constitucional de nuestro país y, desde hace algunos años, consideración relevante del derecho internacional de los derechos humanos. Ambos parten de la premisa del respeto y reconocimiento a la diversidad sexual.

Los derechos humanos son para TODOS, no se pueden vulnerar en favor de la mayoría.

Con información de La Silla Rota, Milenio y ABC Noticias.