leonardo avendaño
Todo parece indicar que sacerdotes gays y chantajes fueron determinantes en el asesinato de Leonardo Avendaño. / Foto: Facebook

Nueva información parece indicar que en el asesinato de Leonardo Avendaño se vieron involucrados sacerdotes gays y extorsión.

El 12 de junio de 2019, Leonardo Avendaño fue encontrado sin vida en su camioneta, en Ciudad de México. Las primeras versiones decían que el crimen se trataba de un secuestro. Sin embargo, conforme fueron avanzando las investigaciones, los hechos revelaron que en el asesinato del joven podrían haberse visto envueltos al menos otros tres sacerdotes gays.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

Todo dio un giro inesperado cuando se detuvo al sacerdote Francisco Javier como presunto responsable de la muerte de Leonardo. Esto fue muy impresionante, pues justamente fue Francisco Javier quien ofició las exequias de Leonardo Avendaño. Según las averiguaciones de la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México (PGJCDMX), el párroco había asesinado a Leonardo en su camioneta.

El caso tomó revuelo cuando se comenzó a barajar la posibilidad de que entre el cura y Leonardo existía una relación sentimental. En un primer momento la procuradora de Ciudad de México, Ernestina Godoy, descartó que se tratara de un crimen pasional. No obstante, a la vez que han salido más datos todo parece indicar que Leonardo y el sacerdote mantenían algún tipo de relación.

Leonardo Avendaño
Leonardo Avendaño fue encontrado sin vida el 12 de junio de 2019. / Foto: Facebook

El asesinato fue producto de un «juego que se salió de control».

En la carpeta de investigación sobre el asesinato de Leonardo Avendaño se planteó la posibilidad de que la muerte había sido a causa de un «juego» que había salido mal. La supuesta práctica se llama choking game y consiste en asfixiar a otra persona hasta el desmayo. El objetivo de hacer esto es que la persona asfixiada siente placer al perder la capacidad de respirar durante un acto sexual.

Este planteamiento sobre el asesinato surgió porque el cuerpo de Leonardo no presentaba signos de tortura como se había dicho en un principio. Asimismo, según los peritajes, el joven no intentó defenderse de la asfixia.

Luego de que se presentó esta hipótesis, también se mencionó en la investigación que el asesinato había acontecido en la casa del sacerdote Francisco Javier y no en la camioneta de Leonardo. Y se planteó la posibilidad de que el cura había trasladado el cuerpo del joven hasta el paraje donde fue encontrado en la Alcaldía Tlalpan. Ahí, otra persona que aún no ha sido detenida pasó a recoger a Francisco Javier y juntos huyeron del lugar.

Leonardo Avendaño
El joven mantenía una estrecha relación con el padre Francisco Javier. / Foto: Facebook

Dos nuevas hipótesis salen a la luz

Luego de esto, otro giro inesperado llegó al caso de Leonardo. Excélsior dio a conocer que en las investigaciones que realiza la PGJCDMX se encontraron el iPad y el celular de Leonardo Avendaño. Y que en los dispositivos había fotografías comprometedoras de Leonardo con otros tres sacerdotes. Según lo dicho por la Procuraduría, uno de esos curas era el padre Francisco Javier.

Una fuente de la PGJCDMX dijo a Excélsior:

«Estas fotografías podrían haber sido utilizadas para extorsionar a sus acompañantes, porque eran muy explícitas, sosteniendo relaciones sexuales».

Esta supuesta extorsión a los tres párrocos habría originado el asesinato de Leonardo Avendaño, de acuerdo a los supuestos planteados por la Procuraduría.

Por su parte, Daniela Durán, prima de la víctima, aseguró a Milenio que «todo es mentira» y que en la carpeta de investigación no hay esas presuntas fotos de Leonardo teniendo relaciones sexuales con otros sacerdotes.

Según Excélsior, gracias a la intervención de los dispositivos, también se logró constatar que Leonardo Avendaño mantenía una relación sentimental con una joven. A raíz de este hecho también se agregó la hipótesis de una venganza por parte del asesino.

Por su parte, Ernestina Godoy afirmó que se seguirán estas dos líneas de investigación para llegar al fondo del asunto y esclarecer el asesinato de Leonardo Avendaño. La procuradora comentó que no se descartan estas hipótesis y que si surgieran otras, también se investigarían.

Leonardo Avendaño
Ernestina Godoy aseguró que se investigarán todas las hipótesis. / Foto: Excélsior

La homosexualidad y el pecado, ¿determinantes en el asesinato?

Pareciera que el hecho de que se descubra que miembros de la iglesia católica son homosexuales no ha permitido que el caso y la investigación avancen de manera clara. Antes de que las fotografías surgieran, Ernestina Godoy negó que entre el asesino y la víctima existiera una relación.

Sumado a ello, la familia del joven asesinado ha negado rotundamente que Leonardo fuera homosexual. Incluso los feligreses seguidores del padre Francisco Javier han salido a manifestarse contra su detención y para clamar por su inocencia y liberación.

Todo indica que la iglesia podría estar trabajando para evitar que este caso se vuelva un escándalo gay de asesinato. Recordemos que el catolicismo rechaza rotundamente a los LGBT+, al menos a los que se encuentran fuera de sus filas. Asimismo, la supuesta extorsión de Leonardo a los tres curas no habría tenido efecto si en la iglesia de Pedro se toleraran las diferentes orientaciones sexuales, pues no habría nada que esconder.

Pero con leyes bíblicas como la de Levítico 18:22, que indica que «no te acostarás con varón como los que se acuestan con mujer pues es abominación», ¿cómo esperan que los sacerdotes no hagan todo lo posible por que no se sepa la verdad?

Esperemos que la verdad salga a la luz. Y que la discriminación y el rechazo no influyan en la impartición de justicia en este caso.

Con información de Excélsior y Radio Fórmula