El lenguaje incluyente ahora será obligatorio en el Gobierno de México. / Foto: Pinterest

Hay quienes se muestran a favor y en contra de su uso. En esta nota te daremos algunos datos del lenguaje incluyente, que ahora será obligatorio en el Gobierno de México.

El lenguaje incluyente o inclusivo es un tema que ha generado bastante polémica. Organizaciones, gobiernos y personas se han manifestado a favor o en contra respecto al tema. En Homosensual nos dimos a la tarea de investigar acerca del lenguaje incluyente, para que puedas saber más de él ahora que será obligatorio en el Gobierno de México.

La semana pasada fue establecido el nuevo “Código de Ética de las personas servidoras públicas del Gobierno Federal”. En este nuevo código se estipula que las personas servidoras públicas emplearán lenguaje incluyente en todas sus comunicaciones institucionales, con la finalidad de visibilizar a ambos sexos, eliminar el lenguaje discriminatorio basado en cualquier estereotipo de género, y fomentar una cultura igualitaria e incluyente. Vamos por pasos.

¿Qué es y qué no es el lenguaje incluyente?

Según la Secretaría de Educación Pública:

El lenguaje incluyente establece nuevas reglas que se adaptan a una sociedad igualitaria y que fomentan una cultura del respeto y la no violencia.

Este fue uno de los argumentos que dio el Gobierno Federal de México, al hacerlo obligatorio en todas las dependencias de gobierno federales.

Este “lenguaje” surgió de la necesidad de marcar una igualdad entre hombres, mujeres y personas de género no binario. ¿Por qué? Muchas personas sentían que el lenguaje era discriminatorio y sexista, pues muchos sustantivos y estructuras genéricas se expresaban en género masculino, de ahí que se acuñara el término “lenguaje incluyente”.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Periodista ataca a actor de Aristemo por usar ropa «femenina»

Mira también: El manual de Conapred que te enseña a usar lenguaje incluyente

A partir de que surgió este “nuevo lenguaje” hubo mucha confusión respecto a si las reglas gramaticales cambiarían. Algunos movimientos feministas y de la comunidad LGBT+ comenzaron a cambiar la última vocal de sustantivos y adjetivos por la letra “E”, creando lo que ellos llamaron “el género neutro en el lenguaje”. Pero hay mucho más en el lenguaje incluyente aparte de cambiar una letra.

¿Cómo usar el lenguaje incluyente?

La Organización de las Naciones Unidas creó una pagina en internet respecto a cómo debe ser usado el lenguaje incluyente. Ahí explica cómo usar el “lenguaje inclusivo en cuanto al género”. Y además nos da una definición de lo que implica este lenguaje:

Es la manera de expresarse oralmente y por escrito sin discriminar a un sexo, género social o identidad de género en particular y sin perpetuar estereotipos de género.

El objetivo del lenguaje incluyente es romper las barreras de género. / Foto: Gobierno de la República

Al respecto, la ONU nos brinda lo que ellos llaman “orientaciones”, que trabajan sobre tres ejes:

Evitar expresiones discriminatorias

Se refiere a usar las formas de tratamiento adecuadas, evitar expresiones con connotaciones negativas y evitar expresiones que perpetúan estereotipos de género.

Ejemplos:

“El profesor Gómez y la ingeniera López vendrán al almuerzo”, en vez de “el profesor Gómez y Laura vendrán al almuerzo”.

“Los hombres no lloran” (evitar estas expresiones).

“Le invitamos a acudir con su pareja”, en lugar de “le invitamos a acudir con su esposa”.

Mira también: Diputado de Morena impulsa comercios con baños incluyentes

¿YA LEÍSTE ESTO?
Mujer trans sufre terrible agresión a la vista de todos

Visibilizar al género cuando lo exija la situación

Involucra usar estrategias tipográficas, así como el llamado “desdoblamiento” para visibilizar ambos géneros.

Ejemplos:

“El director/La directora deberá acudir a la junta regional”.

“Los senadores y las senadoras deliberarán la próxima sesión”.

No visibilizar el género cuando la situación no lo exija

Conlleva utilizar el infinitivo y el gerundio, omitir el agente, emplear los pronombres quien, nadie, alguien, entre otras recomendaciones.

Ejemplos:

“¿Quién puede presentarse a la vacante?”, en lugar de “¿Quién puede ser candidato?”.

“Trabajando lo lograremos”, en vez de “si todos trabajamos lo lograremos”.

“Nadie sabía la ubicación”, en lugar de “ninguno sabía la ubicación”.

Dentro de esta página también hay un manual de actividades para promover el lenguaje incluyente dentro de las organizaciones. Pero también el Gobierno Federal lanzó algunas recomendaciones, entre las que destacan:

-No utilizar a las mujeres como pertenencia del hombre: “Ana López”, en lugar de “Ana de Pérez”.

-Visibilizar a las mujeres: cuando se trate de una mujer usar los términos presidenta, ingeniera, arquitecta, médica, etc.

-Si eres mujer, nómbrate: “cuando una lo piensa”, “todas y todos estamos muy felices”.

¿Quién no está de acuerdo?

La Real Academia Española se pronunció en contra del lenguaje incluyente. Según la RAE:

Este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase; es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos.

Mira también: El lenguaje incluyente vs. la RAE

Además, la RAE agregó que esta “tendencia” va en contra del principio de la economía del lenguaje, por lo que debe ser evitada. Lo cierto es que el lenguaje es un reflejo de la sociedad en la que vivimos y como tal va evolucionando y adaptándose.

¿Ustedes qué opinan, Homosensuales? ¿Están a favor o en contra del lenguaje incluyente?

Con información de la Organización de las Naciones Unidas, la Secretaría de Educación Pública, la Real Academia Española, Huffington Post y EMOL.

Tienes que leer también: