Foto: BM JCase Reports

Al acudir al médico y ver lo que estaba sucediendo aplicaron distintas técnicas pero ninguna era la indicada para extraerlo.

Un hombre de 31 años de edad acudió de emergencia al Gran Hospital Metropolitano en Milán, Italia luego de que 24 horas antes se le quedara atorado un dildo de 58 cm de largo en el recto.

Según el personal médico que se encontraba presente comentó que el hombre se lo introdujo la noche anterior mientras se encontraba en una reunión, posteriormente intentó sacárselo sin embargo sus intentos fueron fallidos.

Cuando llegó al hospital, le dijo a los doctores que tenía dolor abdominal y al sacarle una radiografía pudieron ver la magnitud del problema.

Foto: BM JCase Reports

Inicialmente habían pensado en sacar el consolador con métodos estándar utilizando herramientas de extracción que a menudo suelen utilizar, sin embargo luego de intentar en diferentes ocasiones no obtuvieron buenos resultados.

Una de las opciones más certeras que ya estaban contemplando en realizar era una operación, hacer una abertura mayor para que pudieran manipularlo de manera más sencilla y así poder extraerlo, sin embargo decidieron seguir intentando hasta crear una herramienta nueva, utilizaron un pequeño lazo casero a través de un catéter para que la cuerda pudiera enrollarse en la orilla del consolador y así lo pudieran sacar.

Foto: BMJ Case Reports

Afortunadamente este nuevo método fue todo un éxito y pudieron retirar el dildo sin ninguna complicación, incluso ya planean guardar esa nueva herramienta para futuros incidentes.

Horas después de que esta noticia saliera a la luz, un medio local informó que se trataba de un estudio científico publicado en la revista BMJ Case Reports con el fin de que ese hombre probara las habilidades y estrategias que tendrían en el hospital al enfrentarse a ese tipo de situaciones.

Prueba o no, ¡Qué dolor!