El colegio es un lugar de enseñanza y exploración, pero también de represión a lo diferente. Estas son 5 maneras en las que la escuela les falló a los LGBT.

La escuela, especialmente la secundaria, es una de las etapas más difíciles para la comunidad LGBT+. Te sientes diferente a los demás, pero nadie te dice que es algo normal. Algunas veces ni siquiera sabes cómo nombrar esa extraña atracción por falta de información. Encima de eso los tratos de tus compañeros y profesores no es el mejor. Si tú te cuestionas tu identidad en esa época, tu comunidad escolar te la cuestiona y te la echa en cara el doble. Aquí te dejamos 5 formas en las que la escuela les falló (y les sigue fallando) a muchos LGBT+. DESCUBRE POR QUÉ LOS Y LAS JÓVENES LGBT+ DEJAN DE IR A LA ESCUELA.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

No detener a los bullies

Casi ningún bully se atrevía a hacernos nada en frente de los maestros. Esto no significa que ellos no estuvieran enterados de lo que pasa en la escuela. Eran pocos las profesoras o coordinadores que alzaban la voz cuando sabían que algo malo estaba pasando. Por lo general se quedaban callados, quizá pensaban que solo era algo de niños, pero el miedo y el dolor que el acoso escolar causaba no eran un juego. ESTE CHICO SE PUSO UN VESTIDO Y SALIÓ A DEFENDER A SU HERMANO DE LOS BULLI.

Pensaban que solo eran cosas de niños, pero nunca se acercaron a preguntarnos a nosotros. / GIF: Web Stock Review

Tener maestros más homofóbicos que los alumnos

Si no se quedaban callados, algunos maestros incluso eran peores que los alumnos. Si no te cuestionaban por ser demasiado femenino o muy marimacha, soltaban chistes y comentarios homofóbicos en sus clases de la manera más despreocupada. El ejemplo de varios de nuestros maestros seguramente ayudó a reforzar la homofobia que nuestros compañeros traían desde casa. ESTAS SON 7 FRASES QUE ME DIJERON EN LA ESCUELA POR SER FEMENINO.

A veces era peor soportar a los maestros que a los alumnos. / GIF: Funny Junk

Falta de educación sexual

No solo nos hizo falta alguien que nos explicara sin prejuicios cómo funcionan las relaciones sexuales y los métodos anticonceptivos. También nos hizo falta alguien que nos mostrara que las relaciones diversas existen y son normales. Cada vez es más la información que encontramos sobre diversidad sexual en internet, pero eso es solo en los últimos años. Definitivamente a muchos nos hizo falta que alguien nos explicara que había un nombre para lo que sentíamos y que además no era algo anormal o malo. ASÍ DEBE SER IMPARTIDA LA EDUCACIÓN SEXUAL, SEGÚN AMLO.

«Pero si se tocan entre ustedes, van a contraer clamidia y morirán». La abstinencia parecía ser el único tipo de educación sexual que muchas escuelas sabían ofrecer. / GIF: GIPHY

No dejarnos elegir actividades

Los niños juegan futbol y las niñas toman danza como actividad física (o cualquier otra combinación igual de heteronormada). No hay razón lógica alguna por la que una niña no pueda tomar futbol y un niño danza, pero igual las reglas conservadoras de todas las escuelas hacían que estas clases fueran el horror de cualquier niño gay o niña lesbiana. No solo no disfrutábamos las actividades, encima tampoco podíamos integrarnos adecuadamente con nuestros compañeros heterosexuales justo por esta razón. ESTAS SON ALGUNAS COSAS QUE TE PASAN EN LA SECU SI ERES GAY O LESBIANA.

¿Se imaginan cuántas grandes futbolistas hubieran salido si nos hubieran dejado hacer las actividades ‘para hombres’? / GIF: GIPHY

Limitar la libertad de expresión

Ya sabemos. Las niñas no pueden llevar maquillaje ni el cabello pintado y los niños tienen que llevar el cabello corto. Y si a un niño se le ocurría dejar que sus amigas le pintaran las uñas, el escándalo que los directivos armaban era más que exagerado. Y si una niña no llevaba el cabello perfectamente amarrado y no sonreía nunca, la mandaban llamar a la dirección para hablar sobre lo descuidada que era su imagen. MIRA CÓMO ESTOS ESTUDIANTES SE PINTARON LOS LABIOS EN PROTESTA Y DEFENDIERON A UN COMPAÑERO DE CLASE.

Dejar a los niños y jóvenes expresarse con la ropa y los accesorios hubiera permitido a muchos estudiantes LGBT+ explorarse y descubrirse a través de eso. / GIF: GIPHY

Recordar lo terrible que fue nuestra infancia y adolescencia gracias a los compañeros y maestros nunca es bonito. Lo bueno es que ahora podemos decir que cada vez hay más visibilidad de los niños y jóvenes sexualmente diversos. Claro, todavía hace falta mucho trabajo en materia de educación sexual y sensibilización frente a temas LGBT+. Sin embargo, hay batallas que hemos ido ganando poco a poco, como el uniforme neutro en CDMX. Y por eso hay que seguir protestando y alzando la voz. EVANGÉLICOS SE LANZAN CONTRA EL UNIFORME NEUTRO Y LOS LGBT+.

¿Qué otras experiencias terribles viviste en la escuela como LGBT+? ¿Qué le dirías hoy a los que te hicieron todo eso?