Si conoces a alguien que tiene dudas sobre su sexualidad, esta nota te ayudará a saber cómo estar ahí para esa persona. / Foto: Fiverr

Si conoces a alguien que tiene dudas sobre su sexualidad, esta nota te ayudará a saber cómo estar ahí para esa persona.

Siendo parte de la comunidad LGBT+, seguramente te ha pasado que algún amigo o amiga se te acerque para decirte que está teniendo dudas sobre su sexualidad. O que se la está cuestionando. Aunque de primera instancia podrías pensar: “¡Yas, queen! Uno más para el Imperio Gay”, y disponerte a aventarle confeti y glitter, te sugerimos calmar tu homosensualidad y buscar la forma de hacer sentir a esa persona apoyada. Estas son algunas maneras en las que puedes hacerlo.

Escucha y, si la ocasión lo amerita, aconseja

Como ya dijimos, guarda esa glitter para después y primero crea un espacio seguro para que esa persona pueda compartirte sus dudas e inquietudes. Escucha todo lo que tiene que decirte antes de opinar. Presta atención a lo que dice y, si te pide un consejo o sientes que puedes compartirle una experiencia tuya que le sería de ayuda, compártela. Pero, antes que nada, escucha.

Evita las etiquetas

Para alguien con dudas sobre su sexualidad o identidad de género, las etiquetas pueden ser aterradoras. En primer lugar, porque está en ese proceso de pensar que algo diferente le está pasando. Que quizá no le gusta lo que la sociedad dice que debería de gustarle, o le gusta lo que dice que no debería gustarle. Y en segundo, porque nadie tiene que identificarse forzosamente con una etiqueta tampoco. Aunque algunas personas podemos identificarnos en una etiqueta —como gay, lesbiana, bisexual, trans, etc.—, sentirnos parte de y empoderarnos con ella puede resultar limitante para otras personas.

“No me interesan las etiquetas. A menos que sea algo en una lista de compras”. / Imagen: Giphy

Así que guardémonos las etiquetas y mejor preguntémosle más a esa persona sobre por qué se está cuestionando su sexualidad, desde cuándo tiene dudas, cómo empezaron, cómo lo hace sentir. En general, buscar la manera de que esa persona hable de lo que le está sucediendo y, al escucharlo en voz alta contándonoslo a nosotros, se entienda un poco más a sí mismo o misma.

No asumas que va a ser una persona LGBT+

El que esté cuestionándose su sexualidad, no significa necesariamente que vaya a seguir el camino del arcoíris. De hecho, lo mejor que puedes hacer como amigo o amiga es promover la autoaceptación, el tener una mente abierta y explorar y experimentar. Haz énfasis en la importancia de vivir sin prejuicios y, por ningún motivo, trates de enviarlo por el camino gay o retacharlo al camino buga. No es tu trabajo como amigo. Tu trabajo es ayudarle a quitarse los miedos de tomar el camino que quiere tomar y motivarlo a amar ese camino.

“Eres gay”. Si una persona con dudas sobre su sexualidad acude a ti en busca de consejo, no asumas en automático que va a ser LGBT+. / Imagen: Giphy

Expande tu concepto de heterosexualidad

Así como nosotros podemos reconocer la belleza en personas del sexo opuesto, un o una buga puede reconocer cuando una persona LGBT+ es atractiva. Y eso no la va a hacer gay o bi o menos hetero, pa’terminar pronto. Lo importante es cómo se identifica esa persona, y eso en caso de que quiera identificarse como algo. Por eso sugerimos que expandamos nuestros conceptos sobre la heterosexualidad. Ya que, incluso crusheándose con alguien de su mismo sexo, mientras esa persona se considere a sí misma como buga, seguirá siendo buga. La orientación sexual de una persona no tendría por qué adoptarse como resultado de un pensamiento aislado.

Mira también: Me acuesto con personas de mi mismo sexo, pero no soy LGBT+

No te la quieras ligar

Esta debería ser obvia, pero para mucha gente no es así. Si una persona se dirigió a ti en busca de ayuda, no te aproveches queriendo “responderle las dudas”. ¿Recuerdas lo que dijimos al inicio? ESPACIO SEGURO. Aunque muchas personas juegan a preguntar cosas sobre identidad de género y orientación sexual como indirecta de ‘quiero que se arme la carnita asada arcoíris entre tú y yo’, no es así siempre. Y si alguien te está teniendo la confianza para hablar contigo sobre algo que le está generando dudas o inquietudes, lo mínimo que puedes hacer es respetar esa confianza y estar ahí para la persona. No sobre la persona.

Si una persona te tiene la confianza para decirte que tiene dudas sobre su sexualidad, ¡respeta esa confianza y no te la quieras ligar! / Imagen: Tenor

Mira también: El código de honor de las lesbianas

Esperamos de verdad que esta información te sirva. Y que si algún día llega a ti una personita con dudas sobre su sexualidad, sepas cómo estar ahí para ella y brindarle el apoyo que necesita. Esto es #InformaciónQueCura.

Mira también: Quiz: ¿Cómo saber si soy lesbiana?

¿Tú qué le dirías a alguien que se está cuestionando su sexualidad?

Tienes que leer también: