¿Has vivido alguno de estos momentos incómodos con tu pareja? / Foto: Pinterest

Todos, absolutamente todos, hemos experimentando estos momentos incómodos con nuestra pareja; y claro que nadie lo puede negar.

Tener una pareja es de lo más hermoso de la vida: pasas un buen momento con él o ella, se dan regalitos y se muestran todo el cariño que se tienen. Sienten que las mariposas en el estómago están aleteando, y muy duro. Pero a veces las cosas no siempre salen como uno las planea: accidentes e imprevistos se viven todos los días. Estos pueden no pasar de las risas y un poco de vergüenza; otros pueden desencadenar serios problemas si no se resuelven. Por eso, te mencionamos doce momentos incómodos que vivirás con tu pareja.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

Accidentes en la cama

Para evitarlo es necesario una buena higiene. / Imagen: Culy

Es normal que en la cama no todo salga como uno lo tiene planeado. Especialmente con las parejas gays, pues por más higiene que tengan siempre ocurrirán ‘accidentes’ que pueden incomodar a ambos. Recuerda que un enema puede disminuir la probabilidad de que ocurran esos imprevistos.

Fingir ser amigos

Amigos no, por favor. / Imagen: Tenor

Si ambos ya están fuera del clóset con sus seres queridos no importa, ¿pero qué pasa cuando uno o los dos no han salido? Lo común es que siempre se presenten como ‘amigos’ y no como pareja. Esto puede resultar incómodo si uno ya salió del clóset y quiere que se le dé su lugar. Diría Yuridia: ¡Amigos no, por favor!

Discriminación en la calle

¿Cómo actúas cuando alguien te grita en la calle? / Imagen: Tenor

Todos la hemos sufrido: hemos recibido insultos homofóbicos o incluso hasta agresiones físicas. Gran parte de la comunidad LGBT+ de CDMX no suele expresarse abiertamente en público por miedo a las agresiones. Si has sufrido alguna, puedes levantar una denuncia ante las instancias correspondientes, como el Copred.

Cachados en la movida

¡Tierra, trágame, por favor! / Imagen: Giphy

¿Están solos(as) en casa? ¿Tus padres fueron por las tortillas y aprovecharon para darse una desfogada? Seguramente ellos te han cachado en la movida; o tal vez sí fueron lo suficientemente rápidos, pero olvidaron tirar a la basura la ‘evidencia del crimen’. Es en ese momento cuando no sabes si reírte de la pena o gritar «¡Tierra, trágame!».

¿YA LEÍSTE ESTO?
Prueba de VIH en pareja, ¿obligación o acto de amor?

Regalos muy cu… feos

Esfuércense en dar buenos regalos. / Imagen: Wattpad

Qué feo se siente cuando das un regalo muy bonito y que te costó mucho hacerlo y que la otra persona te llegue con una tarjetita de $5 que compró en la papelería de la esquina. Sabemos que la intención es lo que cuenta, pero tampoco se quieran pasar de listos. Demuestren que de verdad lo quieren a uno.

Conocer a los suegros

¿Tú conoces a tus suegros? / Imagen: Giphy

De por sí es sumamente incómodo cuando tu pareja te dice «quiero que conozcas a mis papás» y no sabes qué decirle, es peor cuando ya los tienes de frente. Si todo sale bien —y no haces el ridículo— la relación con los suegros no será nada difícil; incluso hasta te puedes llevar mejor con ellos que con tu pareja.

Halitosis matutina

Hola, pero de lejitos, please. / Imagen: Tenor

¿No sabes qué es la halitosis? Nada más y nada menos que el mal olor de boca. De hecho, en la mañana es común que las personas tengan mal aliento porque las bacterias se han reproducido durante las ocho horas de sueño. El problema es mayor cuando uno duerme con la boca abierta. Así que si vas a darle los buenos días a tu pareja que sea de lejitos o primero lávate la boca. Si tú eres el del problema, seguramente sería una cosa que tu pareja no te lo diría.

Coincidir con el ex

Hacemos hasta lo imposible para que no nos vea el ex. / Imagen: Giphy

Dice una famosa canción: «¿Por qué […] si es tan grande la ciudad hoy te tuve que encontrar?». Y vaya que todos hemos usado esa frase. Encontrarte a tu ex es uno de los momentos más incómodos que vas a vivir, especialmente si vas en compañía de tu nueva (y muchísimo mejor) pareja. Si ambos son maduros, no pasará a mayores, pero el problema viene cuando tu pareja te hace un berrinche en público.

¿YA LEÍSTE ESTO?
11 consejos para terminar una relación de la mejor manera

Te maltrata en la cama

¿Qué tanto puedes soportar? / Imagen: Tenor

Un buen revolcón con tu pareja es uno de esos momentos que no cambiarías por nada del mundo. Es cierto que todos tenemos un límite para soportar algunas cosas: unos no soportan que les dejes marcas como rasguños o mordidas, pero a otros les fascina que le dejes el duraznito bien rojo. Lo importante es hablar y determinar qué sí y qué no, cómo sí y cómo no se debe hacer en la cama.

Cuando no le das su lugar

No querrás hacer enojar a tu pareja. / Imagen: Tenor

¡Uy! Aguas cuando a tu pareja no le das el lugar que se merece, ni te imaginas el problema en el que te puedes meter. Obviamente una relación no significa que debas pasar 24/7 con tu pareja, pero tampoco se trata de descuidarla. Para evitar problemas siempre deben entablar comunicación y aceptar que ambos tienen su tiempo y espacio personal.

Cuando la familia interfiere

Qué molesto es cuando interfieren. / Imagen: M2

Qué momento tan más incómodo con tu pareja, y no es precisamente que te mueras de la pena, sino que te estás muriendo de la rabia y de las ganas de gritarle a la familia que no se entrometan en sus asuntos. Ambos son lo suficientemente maduros (o eso creemos) para resolver sus problemas.

Poca limpieza

No puedes hacer las laboras de la casa tú solo(a). / Imagen: Tumblr

Si ya viven juntos es común, aunque de muy mal gusto, que uno no apoye con las labores del hogar: no acomoda la ropa, no lava los trastes, no hace limpieza y un sinfín de cosas más. Deben entender que la limpieza no es algo que se haga por sí sola, por lo que ambos deben poner de su parte.

¿Qué otros momentos incómodos has vivido con tu pareja?