'Angry Goy 2' El polémico videojuego en donde tienes que asesinar a minorías para 'ganar'. / Foto: Twitter

Las acciones que tiene que hacer el jugador para ‘ganar’ asombran y preocupan. En este videojuego tienes que matar a minorías para conseguir la ‘victoria’.

Este juego en línea preocupa, ¡y mucho! Buscando mantener la promesa que Donald Trump hizo (“Make American Great Again“, algo así como “Hagamos que América vuelva a ser grande” o “Devolvámosle a América su grandeza”), el jugador debe realizar diversas ‘tareas’ para salvaguardar la vida del presidente de los Estados Unidos.

El videojuego creado por neonazis pide al jugador matar a personas LGBT+, periodistas, migrantes y judíos con un arma de fuego, ya sea dentro de las sinagogas o en antros gays respectivamente.

El jugador personifica a un supremacista blanco. Así, incitan al jugador a realizar tiroteos al mismo tipo de personas que la supremacía ve como objetivos constantes.

El escenario del nivel ‘LGBTQ+ Agenda HQ‘ (el antro gay) es decorado por banderas arcoíris y letreros con la leyenda ‘Niños bienvenidos’. Ahí, con cuchillos, pistolas o cualquier otra arma, el usuario puede valerse para ir a ‘salvar al presidente’.

Así luce el nivel del ‘antro gay’. / Foto: Twitter

Mira también: Coincide tiroteo con ceremonia de bebés de una familia homoparental

El objetivo: eliminar a “degenerados”

Uno de los creadores de tan absurdo videojuego es Christopher Cantwell, un supremacista blanco que hace un tiempo organizó un mitin en Virginia, EE. UU. Este, según Huffington Post, publicó en su sitio web:

Angry Goy II es el juego de moda para los hombres blancos que están hartos de los judíos. En lugar de sacar tus frustraciones con seres humanos reales, ahora puedes pelear contra los mestizos y degenerados desde tu computadora.

Su objetivo es claro: radicalizar a niños menores y reclutarlos en grupos supremacistas usando este juego para convencerlos de que las minorías tienen que ser aplastadas.

Mira también: Varios monumentos rinden tributo a víctimas del bar Pulse

¡Qué miedo y peligro! Estados Unidos: urge que esto sea cancelado.