Foto: Pink News

Seamos nuestros propios superhéroes.

Fantomen cuenta la historia de Phantom, un superhéroe de larga trayectoria que hace unos días causó furor y polémica en Polonia luego de lanzar su último número, donde se ve a Phantom golpear a unos nacionalistas polacos de derecha que intentan deshacer un desfile del Orgullo.

Según la historia, Phantom intenta primero dirigirse a los nacionalistas de derecha de manera correcta y amable; sin embargo, pronto se da cuenta que «es inútil tratar de razonar con lo irrazonable». En plena discusión, y cuando los ánimos se calientan, bandera arcoíris nuestro superhéroe utiliza como arma una , sinónimo inminente de la comunidad LGBT.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Insultan a obispo por celebrar una misa para comunidad LGBT+
Foto: Expressen

Escrita por el historietista Philip MaddenFantomen representa la historia de la ira personificada en Phantom, quien luego de atacar a sus homófobos enemigos, agrega: «Tengo que actuar rápido antes de que la sangre fluya en las calles».

Por su parte, Mikael Sol, editor de Fantomen, asegura:

Pensé que era un lindo símbolo, con la colorida bandera, que significa tolerancia, contra el descolorido villano vestido de gris que representa la intolerancia. Entiendo claramente que la portada es controvertida, pero a veces debes sentirte cómodo y estar seguro con tu elección.

De acuerdo con los editores, no es la primera vez que Phantom se pone de lado de los grupos discriminados. Con los años, nuestro superhéroe ha participado con en movimientos de liberación contra grupos de poder que los han acusado y atacado hasta el cansancio.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Joven es asesinado y escriben con su sangre "es gay"
Foto: HD

Añade Sol:

Phantom siempre está a punto de hacer lo correcto y ponerse de parte de las víctimas. Puede estar contra compañías que por lucro económico arruinan nuestro medio ambiente o erradican especies animales, y puede luchar contra el comercio de esclavos o defender la libertad religiosa.

La intolerancia en Polonia ha sido uno de los grandes problemas que ha padecido la comunidad LGBT de aquel país. Polonia no tiene un marco legal que reconozca las uniones entre personas del mismo sexo, ni tampoco ha legislado a favor de las adopciones entre gays o lesbianas. Pese a ello, las personas elegebeté sí son reconocidas como ciudadanos legalmente y tienen derechos. Pero esto no es suficiente.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Frente Nacional por la Familia "reza" contra matrimonios igualitarios

Tienes que leer también: